Inicio»Municipios»Se pierden vestigios mayas por incendios

Se pierden vestigios mayas por incendios

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.- Cada año, vestigios mayas en tierras de la Sabana del Descanso son presa de quemas agrícolas e incendios forestales, por lo que las piedras labradas se van convirtiendo en cal y en unos años amenazan con quedar sólo en fotografías pues el Instituto Nacional de Antropología e Historia no interviene para resguardarlos.

Coincidieron en lo anterior Gerardo Chan Puc, Mario Sulub Canché, Elías Pat Ucán, Guadalupe Simá Chan y José Canul Euán.

El municipio —dijo Sulub Canché— está rodeado de montículos mayas pero todos están en el abandono. El INAH no ha tomado acciones para cuidarlos y lo peor es que  la gente ha comenzado a retirar piedras labradas para venderlas.

Estas ruinas se encuentran a un costado de la carretera estatal Bolonchén-Hecelchakán, que conforma la ruta puuc.

El INAH cuida las ruinas de Xcalumkín, mientras que las otras que están detrás del CBTA 169, en Cumpich,  Dzotchén, Nohalal y Montebello están abandonadas.

Agricultores, en vez de desperdiciar los espacios donde se encuentran, prefieren sembrar maíz, y cuando se quema la milpa las piedras labradas se calienta y se vuelven caliza.

Las construcciones mayas algunas tienen pintura, pero nunca hace presencia personal del INAH para verificar, cuidar o marcarlas.

La dependencia federal solamente está enfocada en Calakmul y olvida al municipio de Hecelchakán que está rodeada de montículos y ruinas mayas, aseguraron.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Derrocha recursos Gutiérrez Lazarus