Inicio»Municipios»Jetzmec, costumbre que persiste

Jetzmec, costumbre que persiste

0
Compartidos
Google+

Calkiní.- El jetzmec es una costumbre ancestral que se niega a morir en el municipio, principalmente en las comunidades.

Se trata de un ritual de iniciación en bebés que  se realiza a los 7 meses en niños y 6 en niñas, durante la luna llena. El pasado viernes, con el eclipse, se hizo en algunos puntos.

Martín Naal Chan expresó que el menor es sostenido en las caderas del padrino o madrina, y se da nueve vueltas alrededor de una casa o una mesa.  Esa posición permitirá al pequeño, según la creencia, caminar con facilidad en los siguientes meses.

Juan Ek Uc, de Nunkiní, participó en el ritual, donde su hija Ytzallana Guadalupe Ek Cauich tuvo como madrina a  Benedicta Huchín Cauich. Coincidieron en que es necesario preservar la cultura maya.

Tras cada vuelta se “revienta” pepita de calabaza y se le da de comer al menor brazo de reina. Posteriormente se le enseñará a planchar, lavar y tortear si es niña, o a usar el machete y jalar agua de pozo si es niño, aunque con la modernidad ya se les enseña a escribir, manejar vehículo, computadora y actividades propias de la profesión del padrino.

La tradición persiste sobre todo en comunidades rurales.

Noticia anterior

Dos días sin agua por negligente funcionario

Siguiente noticia

Sana a los 101 años