Inicio»Día de muertos»Conviven con sus difuntos

Conviven con sus difuntos

0
Compartidos
Google+

Hecelchakán.- Como cada año, familias de Pomuch cumplen con el ancestral rito de desenterrar a sus muertos para “bañarlos y cambiarles de ropa” y así regresen a comer la gracia de los pibipollos.

Una de ellas es la familia Can Poot, que señala que la limpieza de los huesos es motivo de convivencia y ocasión para recordar anécdotas, en este caso de su abuela María Can Cohuó, que falleció hace más de 10 años.

Los integrantes de la familia desde niños van al panteón para participar en este ritual. “Es una costumbre que no podemos abandonar”, comentan mientras muestran un mantel para envolver los restos.

Se practica desde hace siglos, del 16 de octubre al 2 de noviembre. Así, cuando los difuntos vuelven para comer pibipollo están aseados y presentables.

Pero no todos limpian personalmente los huesos. María Yam Chan observa cómo Venancio Hernández se afana en ese trabajo. A cambio de 20 pesos, el hombre sacude con una brocha el polvo de los huesos de quien era abuela, abuelo y tío.

Hay mucho trabajo por estos días, porque la gente que ya no vive en Pomuch me contrata para bañar y vestir a sus difuntos, explica Venancio, mientras cambia el mantel que guarda unos restos, el cual tiene bordado el nombre del finado.

“Dicen que si no vienes a limpiar los huesos, los muertos se te aparecen en sueños”.

Noticia anterior

Falsificó Chiri actas para vender tierras

Siguiente noticia

Urge servicio de recoja de basura en Isla Arena