Inicio»Municipios»Saturado cementerio

Saturado cementerio

0
Compartidos
Google+

El único cementerio de la ciudad está saturados, ya no hay espacios disponibles para nuevas criptas a ras de suelo, sólo queda una parte en donde se rentan gavetas en estructuras de tres niveles.

Baltasar Cauich Puc, director de Servicios Públicos señaló que está ubicado en la calle 18 por 11 de la colonia Campo de Aviación, mide 40 metros de frente, 41 de fondo, 123 por el costado norte, y 122 por el sur.

Expresó que desde la administración 2012-2015, se empezó a tener control de bóvedas. Con datos de los últimos seis años se tienen 855 sepulturas, 93 gavetas en la cuarta y última sección, y 267 nichos en las tres primeras.

Cauich Puc dejó en claro que no hay gavetas disponibles, pero ya solicitó a la Dirección de Obras Públicas la construcción de nuevas en la última sección.

Mencionó que no hay estadística de cuántos hombres y mujeres están sepultados.

Señaló que en las primeras tres secciones son propiedad privada, en la cuarta ya hay un control. La renta de las bóvedas es por tres años con un costo de dos mil 401 pesos.

Destacó que desde la anterior administración municipal existe el proyecto de construir nichos para venta en las bardas del camposanto, para que cuando familiares de difuntos saquen sus restos los pongan ahí.

El funcionario subrayó que no hay archivos para saber a quiénes pertenecen las criptas.

Agregó que actualmente es a través del Departamento de Catastro donde se asignan los lugares, y en las tres secciones donde están las criptas, se reutilizan los espacios. Los familiares optan por sacar los restos de sus difuntos, o construyen un segundo nivel.

Cauich Puc dijo que al Ayuntamiento le corresponde limpiar los pasillos, alumbrado y agua, y pidió a los dueños que mantengan limpias sus bóvedas, porque hay decenas  abandonadas, aunque ese es otro tema que la Comuna analizará más adelante.

El encargado del lugar, Carlos Ríos Caamal, añadió que en promedio son 30 muertes al año, porque vecinos de El Poste entierran a sus difuntos en esta ciudad.

El también es encargado de la única funeraria de la ciudad, mencionó que el costo de una sepultura es de 11 mil pesos con el ataúd más económico, sin incluir traslados o embalsamados, y aunque dijo que en la ciudad no hay un espacio para incinerar, la funeraria si presta ese servicio.

En algunas criptas hay epitafios con seudónimos o apodos de la región, algunos dicen “Recuerdo de tu esposo e hijos, siempre te recordaremos Mamita Chula”; en otras se puede leer “Juan I.A.: Churumico”; María Dolores U. “La Chata”.

Expresiones como “Para nosotros será el abuelo Chitín”.

Incluso hay una con letras de la canción Amor Eterno de Juan Gabriel.

Por otro lado, en la Iglesia de San Antonio de Padua no existe el servicio de osarios ni para depositar cenizas.

Noticia anterior

Premian a artesanos

Siguiente noticia

Urge camino a Balancancito