Inicio»Municipios»Paterfamilias toman el Kínder “Potonchán”

Paterfamilias toman el Kínder “Potonchán”

0
Compartidos
Google+

CHAMPOTÓN.— Padres de familia del Jardín de Niños “Potonchán”  tomaron las instalaciones educativas para exigir  a las autoridades la destitución de la directora del plantel y la intendente, una por fumar y dormirse en el horario de clases, y la otra por el maltrato a los alumnos, a quienes no deja ir al baño.

Esta toma del plantel continuará hasta que se tenga una solución, así lo expresó la directiva de la Sociedad de Padres de Familias, encabezada por María Cruz Navarrete Hernández, Nayelli Soto Acal, Emily María del Valle, Yesica Arjona, Leydi  Quiroz Durán, Wendy María Beh Valle y Marilyn González, entre otras mamás denunciantes.

La directiva expuso pancartas de protesta señalando su inconformidad: “No se abrirá la escuela hasta que cambien a Jacinta y la maestra Odeti” por irregularidades  en el aula escolar, como es el maltrato.

Otra acusación grave en contra de la maestra, es que se queda con los recursos que ingresan por cuotas y recaudaciones producto de rifas.

Pusieron como ejemplo que a la directora se le solicitó comprobar el uso del dinero escolar, pero a cambio entregó notas falsa con gastos excesivos, para justificar el dinero empleado.

Todas estas acusaciones constan en el diálogo sostenido entre la parte acusadora y la supervisora de la Zona Escolar 007.

Esta pidió una segunda oportunidad para la maestra; pero los padres se opusieron y desean el cambio de directora, junto con la intendente.

Hasta ahora sólo les ha enseñado a sus hijos cómo fumar cigarros y repetirles durante clase que le duele la cabeza y tiene sueño, protestaron.

Igual piden el cese de la intendente, por ser cómplice de la directora, una suerte de esbirro que no los deja salir ni al baño.

También denunciaron fraude, pues la cuota para los desayunos aumentó  a 17  pesos los lunes, y los demás días, a 15, lo que arroja un promedio de mil 800 pesos semanales. A cambio, la directora muestra un menú raquítico,  pero a la supervisora le indica que los niños comen pollo con verduras.

Los padres no confían en la profesora, debido a que es una autoritaria y temen que esto empeore.

Por eso piden la intervención de la jefa del Departamento Escolar, para solucionar este grave conflicto.

Noticia anterior

Mototaxistas no respetan los límites de velocidad

Siguiente noticia

Invade psicosis por secuestros