Inicio»Día de muertos»Permanecen almas en hogares

Permanecen almas en hogares

0
Compartidos
Google+

Noviembre, mes sagrado para familias de Nunkiní

 

CALKINÍ.- Pocas familias del municipio celebraron el bix o la octava del Día de Muertos, que incluyó la elaboración de los pibipollos.

En el Mercado “José del Carmen Cuevas Sierra”, la segunda noche de vela fue un fracaso para los puesteros, pues muy poca gente acudió a abastecerse para los altares. En los panteones hubo mínima afluencia.

 

TRADICIÓN

Para la familia de don Vicente Ayil Huchín este mes es sagrado, y realiza los pibipollos tres veces al mes, es decir el primero, el 7 y el 30.

En la elaboración participaron las familias de Florentina Ayil, Mercedes Ayil Naal y Sabina Naal Naal, quienes se reúnen en el predio en el barrio San Isidro para la elaboración del tradicional alimento con gallinas de patio.

El ambiente fue de sana convivencia, y no faltaron las anécdotas de los aluxes que les mandaban mapaches para comerse el maíz pues querían hanlicool.

Cerca de las 3 de la tarde los 12 pibes estaban listos para ser enterrados por don Vicente en el horno bajo tierra, que él hizo. Fueron nueve de gallina de traspatio  y 3 de xpelón.

Explicaron que quizá muchos no hacen los pibes pues es costoso, pero en su caso desde la gallina, la masa, el henequén, el frijol, la hoja de platano  y hasta los tomates son fruto del trabajo de ellos durante el año.

Dos horas después el alimento esta cocido e inicia el rezo a las ánimas, pues según los pobladores esa es la esencia de todo el trajín.

 

Recuerdan de nuevo a sus difuntos

 

Hecelchakán.- Muy contadas  familias pudieron hacer el bix o octavario para recordar a los fieles difuntos, algunas prepararon comida y otros el tradicional pibipollo.

La familia Molina Cetz dice que cada año recuerda a sus muertos. Ochos días después del primero de noviembre  las ánimas de nuevo visitan a sus familiares, y las velas que no se gastaron la semana pasada son encendidas en los altares.

Será el 30 cuando se vuelva hacer esta comida para despedir a las ánimas.

Gloria Balam Caamal y Alejandra Canché Balmes coincidieron en que el bix u octavario se está perdiendo, por crisis económica y por situaciones laborales.

El mercado municipal “José del Carmen Ortegón” registró afluencia normal, de acuerdo con Socorro Chan Ku y Antonio Jiménez Dzul, locatarios de frutas y verduras.

El presidente de los tablajeros, Antonio Ortegón Pérez, reconoció que ayer las ventas no repuntaron.

Desde a temprana hora venteros de pan y dulces tradicionales se instalaron dentro y fuera del centro de abasto y hasta las 13 horas aún esperaban a sus clientes.

 

POMUCH

La familia de Pablo Pech May, con domicilio en la calle 11 por 14 de la colonia San Diego, cumple fielmente con la tradición del bix en honor a los fieles difuntos, repitiendo las actividades que se realizaron el 1 de noviembre, porque las almas continúan entre los vivos.

Sin embargo, es menor el número de familias pomuchenses que se apegan a la tradición. En esta ocasión la familia realizó el entierro de 12 pibipollos para hijos, nietos y bisnietos, que después rezaron el rosario.

 

Prefieren el bix en Chunyaxnic

 

Hopelchén.- A diferencia de las filas de consumidores que se observaron la semana pasada, ayer fueron pocas las familias cheneras que participaron en el bix, o sea la festividad que se realiza una semana después del Día de Muertos y  en el que también se colocan altares a las ánimas.

Durante el recorrido, el corresponsal de TRIBUNA constató que fueron escasas las familias que celebraron el bix, entre otras cosas por falta de dinero para realizar sus compras.

Doña Ceferina Caamal, entrevistada en el mercado municipal, indicó que no acostumbra celebrar el Día de Muertos, pero sí el bix, también conocido como octava.

“Prefiero celebrar el bix porque sigo la tradición de mis abuelos. Durante el Hanal Pixán muchas familias preparan los pibipollos y ponen altares, pero ocho días después le dan poca importancia al bix, que significa la octava o la permanencia de las almas en los hogares”, señaló la señora María Asunción Caamal Uc.

En la comunidad de Chunyaxnic también participaron en el bix, como fue el caso del matrimonio integrado por don Carlos Dzib Cauich, de 78 años de edad, y doña María Adolfina Poot Chan, de 87, quienes desde temprano prepararon sus pibipollos y otros manjares, para ofrendarlos a las ánimas de sus difuntos.

 

No hubo repunte de ventas

 

Tenabo.- Como la familia Uc López, varias del municipio celebraron el bix con pibipollos, rezos y altares.

En el caso de Uc López recuerdan al difunto jefe de familia y otros parientes  que viajaron sin retorno.

La  señora Irma Dolores López Moo  relató que cada año cumple con el bix, y prevé celebrar de nuevo el fin de mes. Se trata, dijo, de una herencia que ha practicado desde niña, desde hace  más de 50 años.

Según la tradición, se le ofrece alimento a las almas en tres fechas del mes. En Tinún, Kankí, Emiliano Zapata y Santa Rosa, la tradición persiste.

 

COMERCIO

No repuntaron las ventas durante la celebración del bix de difuntos, por lo que los locatarios del mercado y otros comerciantes registraron pérdidas al no vender sus productos.

“Ni las moscas se pararon por los puestos de carnes de cerdo y aves, condimentos, frutas, verduras, dulces y flores”, señaló Elizabeth González Sánchez, lideresa de los locatarios del mercado de esta cabecera municipal.

Agregó que esta situación fue propiciada tanto por la competencia desleal de las cadenas comerciales y el ambulantaje, como la falta de circulante de la gente, por lo que no festejaron el bix.

Noticia anterior

Juntarán firmas para pedir nuevo panteón

Siguiente noticia

Inicia recorrido La Mestiza