Inicio»Municipios»Ofrenda a San Diego por erradicar viruela

Ofrenda a San Diego por erradicar viruela

0
Compartidos
Google+

NUNKINÍ, Calkiní.— Ayer quedó lista la figura de Juan Norberto, el Caballero de Fuego que año con año ofrece el pueblo de Nunkiní a San Diego de Alcalá en agradecimiento por erradicar hace siglos la viruela negra.

Todos los 10 de noviembre en Nunkiní, comunidad ubicada a 10 kilómetros de la cabecera de Calkiní, se elabora el monigote.

Según la leyenda, un brujo o curandero dijo a los pobladores que San Diego los ayudaría y por ello elaboran como ofrenda un muñeco con rasgos de dzul (caballero en maya), pues acusaban que éste había traído la enfermedad.

Fieles a la tradición, socios se reunieron en un predio de la calle principal y desde las 8 de la mañana empezaron a elaborar la figura, que concluyeron diez minutos antes del mediodía. Fuegos pirotécnicos anunciaron que el Dzul estaba listo.

Durante de la elaboración, decenas de pobladores arribaron al predio con pavos, gallinas, ropa  y todo tipo de ofrendas para el Caballero.

A las 10 horas  ya cocinaban el relleno negro, para que a mediodía fotógrafos, comunicadores y estudiantes fueran agasajados con la comida. Por  la  tarde, el Caballero de Fuego salió a recorrer las calles.

 

VISITA EL MERCADO

La Mestiza, que es elaborada desde hace cerca de tres décadas para agradecerle a San Diego de Alcalá por librar al pueblo del cólera, llegó a la cabecera municipal de Calkiní para bendecir  a los habitantes.

Recorrió el mercado principal “José del Carmen Cuevas Sierra” e invitaba a los pobladores a acudir a la procesión del santo patrono y su quema el 13 de noviembre en la plaza principal de Nunkiní. Más tarde paseó el barrio de Kilakán y después retornó a su comunidad.

Noticia anterior

Presenta el tricolor a delegados municipales

Siguiente noticia

Descartan politización en lío entre ejidatarios