Inicio»Municipios»No hay argumentos para sostener a oficial mayor

No hay argumentos para sostener a oficial mayor

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.— Si el alcalde Rodolfo Bautista Puc, aplica los principios de Andrés Manuel López Obrador de no robar, no mentir, ni traicionar, no tiene argumentos para mantener en la Oficialía Mayor a Azael Benítez Trinidad, pues ha falseado información oficial al Juzgado Mixto de Primera Instancia del Tercer Distrito Judicial del Estado.

Lo que además de representar un delito al obstruir la aplicación de la justicia, es un hecho reprobable, especialmente, cuando lo hace una persona que presume ser integrante del mal llamado grupo anticorrupción del municipio.

Rogelio Jiménez Jiménez, exdirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), afirmó que los regidores no deben permitir que Bautista Puc siga cometiendo irregularidades y se burle de los ciudadanos, pero también es necesario que pongan orden y exijan la destitución de ese mal funcionario.

Si no hacen nada, los cabildantes se convierten en cómplices, pues es inaudito que no investiguen la denuncia de la mentira del Oficial Mayor al Juzgado Mixto. Tampoco, es justificable, que, hasta el momento, no hayan exigido la renuncia por escrito del contralor municipal y que se mantengan pasivos para solicitar la sesión de Cabildo, donde se debe hacer oficial la salida de ese funcionario.

Dijo que Benítez Trinidad debe ser investigado tanto por los regidores como por el propio Juzgado, y de comprobarse su irregularidad, a nadie le debería de temblar la mano para aplicarle la acción de la justicia.

A estas personas, que presumen honestidad, pero que en los hechos son diferentes, no debe existir ningún tipo de prebendas, al contrario, hay que demostrarles la doble moral con que se desempeñan.

Jiménez Jiménez afirmó que no se puede esperar mucho de los funcionarios, pues siguen el ejemplo de su presidente municipal, quien, prefiere viajar constantemente fuera del Estado, con el pretexto de buscar recursos, pero que no informa lo qué hace.

Si la administración municipal es un caos e ingobernable, es por la falta de capacidad de quien la dirige.

Ojalá que los cabildantes en esta ocasión actúen en consecuencia, no permitan los atropellos y hagan cumplir con la ley. No olviden que los ciudadanos estamos al pendiente de la labor que realizan, ojalá que no traicionen al pueblo, pues si lo hacen, perderían credibilidad y las aspiraciones políticas que mantienen varios de ellos, se iría a la basura.

Noticia anterior

Museo, listo a fin de año

Siguiente noticia

Sigue incrementando el nivel del Candelaria