Inicio»Municipios»Reses muertas por severa sequía

Reses muertas por severa sequía

0
Compartidos
Google+

CANDELARIA.— El sector ganadero comienza a resentir los estragos de la sequía que este año se adelantó, pues desde hace unas semanas los jagüeyes se han quedado sin agua, el pasto empieza a escasear y los animales comienzan a perder peso, por lo que se han registrado algunos decesos.

Según ganaderos como Leonardo López González y Carmen Julián Pérez, se vislumbra un panorama bastante negro para el sector, ya que el pasto no logró siquiera el desarrollo necesario y los potreros se han quedado secos.

El hato se ha visto afectado, pues en años anteriores en estos meses ya podían venderse, pero ahora no alcanzaron el peso, lo que representa cuantiosas pérdidas para los productores.

Precisaron que los jagüeyes están prácticamente sin agua pese a que se preveía que para abril apenas empezara la temporada de estiaje, por lo que consideran que puede haber más decesos que en años anteriores.

Tenemos reportes de muertes en diversos ranchos por el intenso calor, dijo López González, algo que nos tiene en la incertidumbre, porque es seguro que tendremos que afrontar muchas pérdidas.

Aseguró que es urgente que el Gobierno apoye a grupos organizados de ganaderos con pozos profundos que mitiguen la falta de agua, o bien que otorgue recursos para realizarlos.

También cada productor podría contar con dos o tres hectáreas para el cultivo de pastos o forraje, sorgo y maíz forrajero, lo que sería de gran ayuda para mitigar la situación en tiempos como este, opinó Julián Pérez.

Aunque por lo pronto todo apunta a que la temporada de estiaje de este año será mucho más severa, no tendremos manera de proporcionar alimento suficiente a nuestros animales si no contamos con apoyo gubernamental, finalizaron.

Noticia anterior

Urge pavimentación de calle 4 de la Guadalupe

Siguiente noticia

Imparable el incremento a gasolinas, dice Moo Tun