Inicio»Municipios»Labriegos de Dzitbalché, firmes en rechazar granja porcícola

Labriegos de Dzitbalché, firmes en rechazar granja porcícola

0
Compartidos
Google+

Con un documento notariado,  Carlos Humberto Millán Pech se presentó ayer como presidente de la asociación Quinta  Real que pretende instalar una granja porcícola en el ejido, levantando sospechas en los ejidatarios de Dzitbalché, y estuvo a punto de ser amarrado.

En reunión, que inició a las 10 de la mañana y se prolongó más de dos horas, Millán Pech se identificó como propietario de un predio de 50 hectáreas denominado las Mercedes en el barrio San Pedro Pancutz.

Dijo tener las escrituras legales de la superficie que, aseguró, compró en 2 millones 500 mil pesos.

Mostró una mochila donde señaló que tenía todos los documentos que lo acreditaban como el dueño, pero se negó a sacarlos, poniendo tenso el ambiente pues los ejidatarios, no convencidos, amenazaron con amarrarlo si no los entregaba.

De inmediato cerraron las puertas de la Comisaría para evitar que escapara, y al presunto dueño no le quedó de otra que entregar una copia.

Los ejidatarios manifestaron su oposición a  la granja porcícola, por la contaminación que generaría.

Tras escuchar a los campesinos, el presunto propietario se retiró de la Comisaría y advirtió que demandará al ejido ante la Procuraduría Agraria, pues “no permitiré que bloqueen mi proyecto”.

Los ejidatarios  leyeron el documento que entregó Millán, notariado en la ciudad de Mérida, Yucatán, en donde Jorge Carlos Avilés le vende 50 hectáreas a la asociación representada por Carlos Humberto Millán como presidente, Neri Jose Zi Uicab como secretario y Ezequías Chab Chi como  tesorero, los últimos  dos radican en Calkiní y Tepakán.

Los campesinos insistieron en su rechazo a la construcción de la granja porque afectaría el medio ambiente y al ejido. Con las 50 hectáreas para la granja, se dejaría sin terreno y trabajo a una decena de ejidatarios.

Durante la reunión hubo abucheos y gritos contra Millán, a quien acusaron de ser prestanombre de alguna empresa porcícola, pues trascendió que no se sabe que labore en alguna empresa ni que tenga empleo, sino que es un político de izquierda que ha intentado obtener cargos públicos en el Ayuntamiento de Calkiní y siempre han salido infructuosos.

Noticia anterior

Llaman a restaurantes cumplir con medidas de sanidad e higiene

Siguiente noticia

Daños en Chaccheito por paso de tromba