Inicio»Municipios»Desplazados los carreteros

Desplazados los carreteros

0
Compartidos
Google+

HECELCHAKÁN.— La próxima celebración a los fieles difuntos es para don Antonio Martín May, uno de los dos carreteros que quedan en esta ciudad, la mejor temporada.

Junto con sus dos amigos, su caballo y su perro Campeón, a diario acude al monte para surtirse de leña verde, la cual se usará en los hornos de tierra para los pibipollos.

La jornada empieza desde la madrugada, cuando se levanta para bañar a su caballo, colocarle el cabresto y amarrarlo a la carretera.

A las 5:30 horas ya se dirige al monte para iniciar el corte de madera, con hacha y machete.

Con 65 años, recuerda que inició en este oficio desde niño junto con su padre y su hermano.

De las ganancias destina una parte para comprar las vitaminas de su caballo, que debe ser cada seis meses, “para que pueda responder en la chamba”.

Por viaje de leña gana 300 pesos. En ocasiones también es ocupado para el transporte de piedras, sascab o maíz. De esta manera sobrevivo, expresa.

En la cabecera él y su hermano ofrecen este servicio que les permite mantener a su familia, aunque reconocer que los trabajos con la carreta ya son escasos, pues han sido desplazados por triciclos y camionetas.

Noticia anterior

Siguen abusos de Subdirección de Mercados

Siguiente noticia

Alquilan maquinaria para rehabilitar calles