Inicio»Municipios»Despiden pocos a las ánimas en municipios

Despiden pocos a las ánimas en municipios

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— Muy pocas familias despidieron el mes de noviembre el cual es dedicado a los fieles difuntos, con el Hanal Pixán y el Bix, sin embargo, algunas familias con pocas posibilidades económicas colocaron pequeños altares.

Ayer se pudo notar que algunas familias pusieron como ofrendas pibipollos, flores, comidas, dulces y otros productos, que a sus difuntos les gustaba en vida. La mayoría de las familias llevaron sus pibipollos a hornear a las panaderías.

En un recorrido por las colonias de la ciudad, se pudo percibir que no existe la tradición de despedir el mes de noviembre de la misma forma como se recibió el pasado 1 y 2 del mes, cuando se celebró el Día de Muertos y el Hanal Pixán.

Una de las causas al parecer es la situación económica que atraviesan las familias, debido a que muchos campesinos aún no cosechan sus cultivos de maíz y tienen poco dinero, ya que lo guardan para los festejos navideños.

Pocas familias elaboraron los tradicionales pibipollos y fueron pocos quienes los cocieron enterrados, pues la demanda de en las panaderías para hornear dicho manjar fue notorio.

 

ICH EK

En la comunidad de Ich Ek, las familias Uc Peralta y Peralta Gamboa, entre otros, despidieron a sus difuntos con pibipollos en sus altares.

En el cementerio la afluencia de visitantes fue escasa, decayó en más de 70 por ciento a comparación de cuando inició noviembre, sin embargo, las familias con posibilidades económicas montaron sus altares con lo que pudieron, también llevaron flores a sus fieles difuntos al panteón.

Las florerías del centro de la ciudad y del mercado, tuvieron ventas regulares, lo mismo los expendedores de chocolate de cacao, panaderías y otros negocios que ofrecían productos dedicados a los muertos.

 

EN HECELCHAKÁN

Pocas familia de esta ciudad, celebran la despedida de las ánimas el día de ayer, día en que también se elaboran pibipollos, otro comidas en la mesa y rezan el santo rosario a las ánimas.

Con poca participación, se celebró la tradicional despedida de ánimas en el cementerio con pibipollos, otro hacen lonche para llevarlos y convivir una rato con las ánimas del ser querido.

Madres de las familias Chi Damián, Chi Colli y Hernández Chi comentaron que en este año, ya sea por la situación económica o por los trajines de la semana, fueron pocas las familias acudieron al camposanto para participar en esta actividad.

Relataron que fue alrededor del medio día cuando comenzaron los rezos en el cementerio. Repartieron entre los asistentes frijol colado y pedazos de pib. Otros prefirieron hacerlo en sus casas.

Para las familias que no pudieron hacer los pibipollos prepararon comida, pavos en caldo, relleno negro o puchero de gallina, también encendieron las velas.

 

MERCADO

Por otra parte, hubo pocas ventas en el mercado municipal para despedir a las ánimas. En años anteriores estuvieron muy bien y ahora por la falta de empleo ya no es así, señalaron Narcisa Ceh Kuk y Dalia Pech Caamal.

La gente llegó como de costumbre a realizar sus compras, se esperaba que hubiera repuntes. Estamos entrando en el último mes del año, queremos ver si aumentan nuestros ingresos.

Sólo vendimos el 60 por ciento de nuestros productos, comparado con noviembre del año pasado, esto es porque no hay trabajo, es lo que provoca las bajas ventas.

De igual manera las personas que venden flores y veladoras, dijeron que a los cementerios casi no va gente porque dicen que fueron el día dos. Son pocas las familias que llegan al panteón para rezar el santo rosario.

“Prácticamente se acabó la tradición de despedir a las ánimas con pibipollos debido a que bajaron las ventas 60 por ciento menos, que los días 1 y 2 de noviembre, cuando tuvimos ventas normales en los puestos del mercado”.

Asimismo, carniceros señalaron que las venta fueron escasas, manifestó su líder Antonio Ortegón Pérez.

 

EN TENABO

Poca actividad se registró en los cementerios del municipio de Tenabo el fin de mes, ya que según la tradición despiden a ánimas, tradición que poco a poco se va perdiendo. Fueron escasos los que acudieron a visitar las tumbas de los fieles difuntos.

Algunos llevaron ramos de flores, velas, veladoras, rosarios y novenas para decir adiós a sus difuntos, por lo que poca actividad se aprecio durante el día y parte de la tarde.

Incluso hubo familias que emprendieron el viaje y pasar el día por última vez en los festejos.

Esta costumbre de nuestros antepasados se va perdiendo, porque no se vio el fervor de la gente en abarrotar los camposantos.

En las puertas de las casas se aprecia la venta de flores, el paso de la gente para adquirir velas, con el fin de que cada familiar le lleve un presente a su pariente muerto.

 

COMUNIDADES

En Tinún, Kankí, Emiliano Zapata, Xkuncheil y Santa Rosa, desde muy temprano las familias, salieron a adquirir los ingredientes para el pibipollo, también compraron frutas dulces, velas y todo lo que lleva el altar, con la intención de despedir a las ánimas lo mejor posible.

Asimismo, prepararon el horno de tierra para que se cuezan, adquirieron frutas, dulces, con la intención de ofrecer un altar digno, de acuerdo a sus ancestros.

Por otra parte, en el mercado local no repuntaron las ventas, la clientela no llegó. Los comerciantes no vendieron lo que invertieron, a consecuencia del gran número de venteros ambulantes.

 

EN DZITBALCHÉ

Cómo parte de las tradiciones de esta ciudad ayer fueron despedidas de las ánimas después de un mes de celebración del llamado Hanal Pixán, qué significa comida de ánimas.

La comunidad llevó a cabo la elaboración de los tradicionales pibipollos, como parte de las actividades para honrar a los fieles difuntos.

En los panteones de este municipio se pudo observar la presencia de algunas personas, mientras que en la mayoría de los hogares se realizaron diferentes actividades, como la elaboración de pibipollos y la ofrenda del chimole y los caldos de gallina.

Durante todo noviembre donde se llevaron a cabo al menos nueve novenas para conmemorar a los fieles difuntos que nos visitan en la tierra, mientras que para otros creyentes la celebración solamente fue el 1 de noviembre pero para la mayoría duró todo el mes.

En la mayoría de las casas el plato principal fue el pibipollo horneado bajo tierra por más de una hora luego, de la elaboración por parte de las familias que con ahínco se reúnen para celebrar a los muertos.

 

EN CHAMPOTÓN

En vísperas de finalizar el mes de noviembre, pocas son las familias que realizan la despedida a los  fieles difuntos.

Sin embargo, Concepción Méndez Arellano realiza este acto con pibipollos, dulces,  fotografías de sus seres queridos como ofrendas. “Las velas son las luces que los iluminarán para su retorno con el  todopoderoso”.

En la colonia de las Mercedes, en el hogar de la familia de doña Concepción Méndez Arellano, desde temprano se inició la elaboración de los pibipollos, fue una labor que muestra el cariño para sus familiares difuntos.

A las 13:00 horas los pibipollos estuvieron listos para ser depositados en el altar.

Noticia anterior

Acusan a María Uc de incitar a la violencia

Siguiente noticia

Demandan escuchar peticiones ciudadanas sobre Tren Maya