Inicio»Municipios»Da vergüenza el parador fotográfico

Da vergüenza el parador fotográfico

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.— El parador fotográfico que se ubica a costado del monumento A la Campechana, en la avenida Solidaridad, que comunica a Campeche, Tabasco y Quintana Roo, es una vergüenza por el deterioro que presenta.

Y aunque, a finales del año pasado, el edil Rodolfo Bautista Puc, conocido como el robavirus, anunció su rehabilitación solamente para beneficiar a su grupo mal llamado anticorrupción, hasta la fecha no ha hecho nada, todo quedó en simple promesa, como muchas que anunció desde su campaña política.

Se supone que el parador fotográfico es para presumir la ciudad, sirve para que los turistas o la gente que esté de paso se fotografíen, pero en el abandono en que se encuentra nadie le da importancia; actualmente su imagen es deprimente, y pareciera que es la situación que prevalece en la ciudad, ante el abandono en que están las colonias de la cabecera municipal y ni que decir de las principales calles.

Vecinos, encabezados por Jorge Miguel Castro, Manuel Alberto Sánchez, Ernesto Javier Ruiz y Carlos Enrique Ramírez, vecino, lamentaron las condiciones del Parador Fotográfico.

Exigieron al alcalde que en lugar de pintar arbolitos, repare ese lugar si es que en verdad su intención es darle a la ciudad la imagen que requiere, o al menos, aparentar en la entrada de Escárcega que en el municipio se trabaja.

No olvidamos, dijeron, que a finales del año pasado Bautista Puc presumió en las redes sociales que se rehabilitaría, en esa ocasión, aseguró que los trabajos estarían a cargo de una empresa propiedad de un integrante del grupo anticorrupción, que está a su servicio, lo que, de realizarse, no solo incumpliría con lo que tanto prometió combatiría, como el tráfico de influencias.

En estos momentos eso es lo de menos, lo que se quiere es que el parador fotográfico sea rehabilitado, porque, es la imagen que vendemos a quienes pasan por la ciudad.

Al presidente municipal se le olvida atender los problemas, se la pasa solamente pensando en la situación política, y su desesperación se basa porque sabe que no tienen posibilidades de volver a ganar otras elecciones debido al desastroso gobierno que ha encabezado.

Ya no más mentiras Bautista Puc, es el momento en que tiene que cumplir con sus promesas y atender los rezagos en que mantiene a la ciudad, no avanzamos porque su perversa idea de robarse el dinero del pueblo, es algo que lesiona y lastima a los ciudadanos, principalmente quienes viven en las colonias apartadas, donde se acentúan las necesidades, finalizaron.

Noticia anterior

Malos olores y mosquitos invaden mercado Lavalle

Siguiente noticia

Extravagante Baile Femenil