Inicio»Nacional»Madre que envenenó a sus hijos tuvo ayuda de los abuelos

Madre que envenenó a sus hijos tuvo ayuda de los abuelos

0
Compartidos
Google+

CDMX.- El jueves dimos a conocer al caso de una madre que decidió matar a sus tres hijos por haber perdido su custodia, también envenenó a sus padres y luego se suicidó, solo la abuela fue la única sobreviviente.

Pero se han revelado más detalles de este crimen, ya que junto a los cuerpos fue encontrado un testamento, dinero para los servicios funerarios y escrituras de las empresas de la familia, lo que indica que hubo más participantes en este asesinato: los abuelos.

El cuerpo del abuelo, de 70 años, fue encontrado en un catre al pie de la cama donde se encontraba Mireya y sus tres hijos acostados y arropados hasta el cuello. A su lado había una pistola y una carta póstuma, que son elementos que han llevado a pensar a los abogados de Leopoldo, el padre de los niños, que sus exsuegros también participaron en el crimen.

Tenían conocimiento de la medida adecuada de los medicamentos para provocar una sobredosis que causara la muerte y dejaron indicaciones precisas de qué hacer en caso de que el envenenamiento no funcionara, lo que significa que habían planeado el asesinato.

Leopoldo no sabía nada de sus hijos desde hace tres meses porque su exesposa cerró todo tipo de contacto sin acatar a las órdenes judiciales para cumplir el cambio de custodia.

El abogado del padre, Miguel Saucedo, explica que el padre se enteró de la muerte de sus hijos por los medios de comunicación. “Está devastado” dijo, agregando que rechazan las acusaciones del presunto abuso sexual que Mireya denunció a las autoridades.

La relación entre Mireya y Leopoldo se fue deteriorando debido a los celos de la mujer. Se separaron la primera vez cuando Emiliano, su hijo, tenía 3 años. En ese tiempo la mujer denunció que el niño había sido víctima de abuso sexual por su padre, pero los peritajes psicológicos y físicos señalaron que no había tan  y que la declaración del pequeño había sido inducida por la madre.

La pareja se reconcilió y tuvieron a las gemelas, Arantza y Regina, pero se volvieron a separar y nuevamente la mujer lo denunció por abuso sexual contra una de las niñas y Emiliano. De nueva cuenta el peritaje determinó que no había tal, pero ahora los abuelos habían influido en las declaraciones del niño, ya que amenazaban con dejarlo sin comer si no decía lo que le pedían.

Durante siete años pelearon en los tribunales y en la última etapa se confirmó que Leopoldo tenía la custodia legal de los hijos, pero la mujer empieza a incumplir con las visitas supervisadas.

Las últimas veces que vio a sus hijos le comentaron que habían cambiado de religión y que su madre los hacía rezar mucho todo el día.

El padre interpuso una denuncia por el homicidio en agravio de sus tres hijos y están en espera de que la abuela materna, quien está en terapia intensiva, aclaré la situación.

 

Fuente: EU

Noticia anterior

Indigente se tiraba al paso de vehículos

Siguiente noticia

Cae a barranco ambulancia que llevaba a mujer en labor de parto