Inicio»Mundo»46 años de cárcel por atropellar a su novia intencionalmente

46 años de cárcel por atropellar a su novia intencionalmente

0
Compartidos
Google+

Coahuila.- 46 años y tres meses de prisión es la sentencia de Jorge Alejandro Ugarte Hernández por el feminicidio de Serymar Soto Azúa, su pareja, a quien atropelló intencionalmente.

La noche del jueves, tras una audiencia de varias horas, se encontró al acusado culpable y se sentenció a Jorge Alejandro, quien fue detenido desde el 10 de agosto de 2017 en Parral, Chihuahua.

El hecho sucedió el 28 de enero de 2017, Jorge Alejandro embistió con su neón negro a su novia, Serymar, de 21 años, a quién lanzó varios metros y le provocó una fractura en el cráneo. Serymar estuvo en terapia intensiva hasta que murió.

Jorge estuvo prófugo de la justicia por varios meses, en ese tiempo la hermana de Serymar, Sandra, creó la página de Facebook “Los machos nos matan en México”, en el que exigía justicia por el feminicidio de su hermana y la que se ha convertido en una ventana de decenas de casos de feminicidios, mujeres violentadas, desaparecidas o búsquedas de presuntos culpables.

El 10 de agosto de 2017, Jorge fue detenido en Parral. Su detención se llevó a cabo un día después de la que sería su boda con Serymar. Ella ya tenía todo preparado, su vestido, incluso el local.

Después de un año y tres meses de haber sido capturado y vinculado a proceso, el 21 de noviembre dio inicio el juicio oral en contra de Jorge.

Tras tres días de presentación de pruebas para que alrededor de las ocho de la noche, el Tribunal Oral en materia Penal de Coahuila lo declarara culpable y dictara la sentencia. Jorge Alejandro estará preso hasta el año 2063.

La Fiscalía de Coahuila obtuvo casi la pena máxima señalada en el Código Penal, que es de 50 años por delito de feminicidio.

Se logró acreditar el dolo, traición y violencia física, económica y psicológica ejercida por el sentenciado en contra de Serymar, quien era madre de un menor.

Sandra dijo que fue una lucha muy dura y desgastante, pero que finalmente se ve coronada por la justicia que redignifica un poco su muerte violenta. “Serymar ya no es una cifra más, Coahuila al menos le hizo justicia legal”.

 

Fuente: EU

Noticia anterior

Corsarios, hoy por la victoria

Siguiente noticia

¡Bebé cae a las vías del tren, pasa encima de ella y sale ilesa!