Inicio»Opinión»La otra cara

La otra cara

0
Compartidos
Google+

Hubert Carrera Palí

Ley mordaza ante protesta de estudiantes de medicina

No obstante la serie de artimañas y amenazas de que se valieron directivos de la Facultad de Medicina de la UAC, para aplacar y callar la molestia e impotencia de la población estudiantil, para reprimir la marcha en demanda de dos asignaciones que le competen al Gobierno del Estado: justicia y seguridad, por la muerte del joven pasante Julio Arroyo Ocaña en la comunidad “La Cristalina” ubicada en el municipio de El Carmen, el primer paso se dio de manera contundente y exhibió una vez más las debilidades que aquejan al Estado, aun cuando se insista en que se trató de un “hecho aislado”.

Desde que se supo el lamentable hecho, estudiantes de la Facultad de Medicina protestaron abiertamente y gritaron a los cuatro vientos de que este tipo de problemas ya se veía venir, debido a las condiciones bajo las que prestan su servicio social en varias comunidades rurales.

La muestra de que es así, fue que el mismo día de la marcha estudiantes de medicina presentaron públicamente antecedentes de agresiones contra los pasantes y anunciaron que ante la muerte del joven Julio Arroyo Ocaña, más de 100 alumnos decidieron abandonar sus centros de servicio social.

Claro, frente a esto, los estudiantes y futuros médicos conocen bien el proceder de la directora de la Facultad, Xóchitl Georgina Poot López, a quien ya no están dispuestos a tolerar por su falta de sensibilidad y atención hacia la comunidad de futuros médicos. Literalmente la Facultad se le ha revelado por mantener oídos sordos a los problemas de su escuela y proceder con métodos ortodoxos para reprimir cualquier manifestación e inconformidad.

A quienes pretendieron organizar la marcha para pedir dos asignaturas pendientes de este Gobierno: justicia y seguridad, les cambiaron sus horarios de clases, de servicio social y les aplicaron exámenes que no estaban considerados dentro de los tiempos fijados, y peor todavía, los directivos de la Facultad de Medicina dejaron correr la amenaza que alumno que asistiera a la marcha iba a tener problemas a la hora de la entrega de sus documentos oficiales, ya que varios de los organizadores son de los últimos semestres.

Pero la fortaleza de la unidad se manifestó el jueves pasado después del mediodía, no sólo marcharon estudiantes y pasantes, lo hicieron también médicos graduados y padres de familia, lo que externa la preocupación de una sociedad que para la autoridad un lamentable hecho que le cegó la vida a un joven profesionista, se trató sólo de “un hecho aislado”.

Pero estoy seguro que en medio de este luto y preocupación algo bueno ha de salir y es que en este sentido hay que celebrar que la rectora de la máxima Casa de Estudios, Adriana Ortiz Lanz, toma el toro por los cuernos y le exige al sector salud revisar la situación y mejores condiciones para sus estudiantes de medicina (Tribuna 29 nov. 2013 página principal, sección Campeche.

 

Citas y frases célebres.­— “¿Quién decide cuando los médicos no están de acuerdo?“. Alexander Pope (1688-1744), poeta inglés.

 

Comentarios, sugerencias y recordatorios del 10 de mayo:

[email protected]

Twitter @hubertcarrera_

Noticia anterior

Empresas se suman a mejorar sistemas

Siguiente noticia

Condenan al bailarín Pavel Dmitrichenko por ataque