Inicio»Opinión»Responsable y capaz

Responsable y capaz

0
Compartidos
Google+

César Camacho

 

Audaz porque se ha atrevido a impulsar transformaciones que llevaban décadas esperando; responsable, porque atiende lo importante sin desatender lo urgente; y capaz, porque alcanza logros en un clima plenamente democrático, en el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto abundan los resultados.

La Cruzada Nacional contra el Hambre ya beneficia, en 400 municipios, a 250 mil familias; y los adultos mayores reciben un apoyo a partir de los 65 años, ya no hasta cumplir 70, con lo que se pudo incorporar a casi dos millones de nuevos beneficiarios en tan sólo un año.

Inició el programa para dotar de una computadora portátil a los alumnos de quinto y sexto grado de primaria, con 240 mil equipos en Colima, Sonora y Tabasco; y se avanza en el incremento del número de escuelas de tiempo completo.

Se inauguraron importantes carreteras, como la de ayer, Mezquital-Huazamota, y antes la que va de Rio Verde a Ciudad Valles, o la autopista Durango-Mazatlán; además de obras derivadas de la Política Nacional en Materia de Agua, entre las que destaca el primer tramo del túnel Emisor Oriente y la planta “El Caracol”, con una inversión conjunta de 10 mil millones de pesos, para evitar inundaciones en el Valle de México; y la conclusión de “El Macayo”, que ha disminuido el mismo peligro en Tabasco.

En el Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia se aplican más de 118 mil millones de pesos, para fortalecer la cohesión social. Disminuyeron 13.7% los homicidios dolosos y, los vinculados a delitos federales bajaron en 20 puntos; incluso más en Tamaulipas 36.2; Chihuahua, 37.2; y Nuevo León, 46.5.

Además, se concretó la reforma constitucional que permitirá expedir un Código Procesal Penal único, y ya contamos con Ley General de Víctimas y una nueva Ley de Amparo.

Y qué decir del incremento de divisas por el mayor flujo de turistas, o de la muy intensa política exterior, que atiende todas las regiones del mundo, más allá de América del Norte.

Pero quizá lo más relevante, como muchos analistas han subrayado, es que 2013 ha sido un año reformador y 2014 lo será transformador, puesto que con la reforma energética bajará el costo del gas y el precio de la electricidad; además, dos de cada tres pesos se dedicarán a combatir la pobreza; comenzará a pagarse el seguro de desempleo; se duplicará el programa de seguro de vida para mujeres jefas de familia; se incrementará la inversión en seguridad pública; será posible adquirir fertilizantes más baratos y aumentar la oferta de alimentos a menor precio; entre muchos otros beneficios.

Con avances que no se habían alcanzado antes, con la honestidad de reconocer que, puesto que va empezando, todavía hay mucho por hacer, con fundada esperanza, se puede percibir que México está en movimiento y va a estar mejor.

* Presidente nacional del PRI.

Noticia anterior

Explotan cochebombas y dejan al menos 39 muertos

Siguiente noticia

Carretera, peligrosa