Inicio»Opinión»Deseos de fin de año

Deseos de fin de año

0
Compartidos
Google+

“Mi solidaridad con la Dip. Landy Berzunza Novelo”

—Un muy buen año 2014 deseo para mis familiares y amigos, y también para los que no son ni una ni otra cosa.

—Un muy buen año 2014 deseo para el pueblo seybano que ve terminar el 2013, decepcionado, por un nuevo mercado sin poder estrenar a cuatro meses de haber sido inaugurado por el gobernador Ortega Bernés; por un hospital cuya construcción está detenida; por un Parque Principal reconstruyéndose muy poco a poco y con proyecto no consultado ni con las autoridades locales ni con la ciudadanía; por calles dañadas a muy poco de haber sido construidas sin nadie que investigue sus causas y las consiguientes responsabilidades; por los desconocidos alcances del desarrollo integral prometido para Seybaplaya por el gobernador; por las calles aún destruidas y con encharcamientos pendientes de reparar; por la municipalización que merece y necesita para estar acorde con el único muelle industrial, comercial y turístico que tendrá el Estado.

Oportuno es recordar que Seybaplaya es tierra de gente laboriosa, generosa y agradecida, y que por lo mismo agradeció y sigue agradeciendo al entonces coronel José Ortiz Ávila cuando como gobernador introdujo energía eléctrica y agua potable a la población, pero también impuso su autoridad gubernamental y militar para construir una escuela donde él quiso, destruyendo un magnífico parque y obstruyendo la visión hacia ese gran monumento histórico que es la parroquia de La Asunción.

Es también oportuno recordar que el presidente municipal José Enrique Chong Vázquez llegó a Seyba a construir una ampliación del parque que nadie pidió con la lapidaria frase de “o es parque o nada”, y fue parque.

Hay un olvido gubernamental en el sentido de que los dineros públicos son para satisfacer necesidades comunitarias planteadas, lo que concuerda con la expresión en muchos lugares emitida por don Fernando Ortega Bernés: “El dinero que estamos invirtiendo aquí no es de ningún nivel de Gobierno: es de ustedes”.

—Un muy buen año 2014 deseo para los mieleros, los maiceros y los cañeros, y otros productores, para que obtengan justamente lo que les corresponde por sus esfuerzos que son ejemplo de tenacidad y de fe en el futuro de México.

—Un muy buen año 2014 deseo para los habitantes de la ciudad de Campeche que, por una monumental obra como es la del megadrenaje y otras,  todos los días tienen que sufrir un viacrucis por esa falta de coordinación entre la autoridad municipal y la Secretaría de Vialidad exenta de la mínima muestra de ingeniería de tránsito. La única señal, barata pero efectiva, es la que a partir de la desviación del Seguro Social conduce a una conocida tienda comercial de autoservicio.

—Un muy buen año 2014 deseo para todos los mexicanos a fin de que podamos despojarnos de todo interés egoísta para aportar lo que esté a nuestro alcance para encausarlo en el revertimiento de tantas actitudes negativas que nos avergüenzan a nivel internacional.

Noticia anterior

Cierra cafre el paso a un motociclista

Siguiente noticia

Pago de Predial con 55% de morosidad