Inicio»Opinión»El cuerpo de guardia

El cuerpo de guardia

0
Compartidos
Google+

Hace ya muchos años, tuve en mis manos la que se considera la primera fotografía de la ciudad de Campeche. En ella se distinguía con toda claridad la edificación de lo que se llamaba “El cuerpo de guardia de la Puerta del Mar. Esta era una construcción de piedra de una sola planta y de cuatro arcos de medio punto y del alojamiento del comandante y contiguo, el del de los soldados que constituían la Guardia. Todo ello muy semejante al que existe en el Polvorín.

Del lado opuesto, se mostraba el garitón del centinela. Y muro de por medio se podían distinguir las carretas y sus acémilas empleadas en el transporte de la carga que se transportaba por las embarcaciones atracadas al muelle. Años después hallé en la página 120 de uno de los libros de nuestro insigne arqueólogo: Don Román Piña Chan, titulado: “Campeche en la época colonial”, el plano de la obra concluida el 1º. de julio de 1802 por el Ing: Juan José de León.

Cuando aún no se hablaba de Campeche como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, en julio de 1977, los “navales”, encabezados por este servidor, dimos comienzo a la reconstrucción de la Batería de San Luis, uno de los baluartes ubicados a extramuros de nuestra ciudad y con la ayuda de buenos campechanos y la de la Gerencia del Ferrocarril, conseguimos, después de diez años de perseverante esfuerzo, ver realizado nuestro propósito. Para entonces no existía en nuestra entidad la Delegación del Instituto Nacional de Arqueología e Historia, sin embargo en una ocasión recibimos la visita del delegado del INAH en la vecina Mérida, un arquitecto de apellido Ponce, quien no sólo nos felicitó , sino que nos alentó a continuar con la obra, que acabó en ejemplo de restauración y cariño por los valores de nuestros antepasados.

Por tal razón no podemos más que alegrarnos de la reconstrucción del sistema amurallado de nuestra ciudad y calificarla como un total acierto de las autoridades responsables y es por ello que y dado que en breve se habrá de comenzar a levantar el lienzo aledaño a la Puerta del Mar, por este medio estoy solicitando, lo siguiente:

A.— Se reconstruya el Cuerpo de Guardia, de conformidad con los planos del Ing. Juan José de León, tomándose en cuenta , que por haberse cancelado el tránsito vehicular por la calle 59, bien podría establecerse, si es que la obra solicitada, impidiera el flujo de vehículos; que los vehículos sólo lleguen hasta esta construcción, cuando provengan por la calle ocho, habida cuenta que la calle 61, induce el tránsito hacia la avenida 16 de Septiembre y por la otra parte de esa misma calle Ocho, se establezca el tránsito, desde y hacia la calle 57. Esto es, que quede en servicio esa parte de la calle Ocho, para lo que se conoce como “tránsito local”. Disponiéndose del arroyo de la calle Ocho para estacionamiento en batería, únicamente, en la parte de enfrente a la muralla.

B.— Se doten a las llamadas “Puertas de Mar y la de Tierra” de sus correspondientes HOJAS DE PUERTA DE MADERA DE JABI Y SUS HERRAJES CORRESPONDIENTES, y dejemos de llamar “Puertas, a lo que tan sólo son los vanos de esas tan conocidas construcciones.

C.— Que cuanto antes se suprima, por aberrante, la cruz de tubos de agua potable, de hierro galvanizado, que a alguien se le ocurrió, quizá pensando en una cruz. Originalmente no existían y quizá pensó en el “semáforo”, que era un mástil cruzado, que estaba en la azotea del torreón que se levantó sobre el techo del Baluarte de la Soledad y que servía para enviar señales y anunciar a los porteños, la presencia de buques. Todo ello mediante un sistema de esferas, cilindros y conos, manipulados por drizas, que pendían de la cruceta.

Si usted ya llegó hasta aquí, significa que me leyó. Muchas Gracias.

Pedro Ocampo Calderón

Noticia anterior

Suspende Copriscam a 10 purificadoras

Siguiente noticia

Hoy, ‘El Cascanueces’ regresa al José Peón