Inicio»Opinión»Campeche, Paola y la música

Campeche, Paola y la música

0
Compartidos
Google+

Fue una noche fresca, pero el calor humano hizo la diferencia. Los asientos dispuestos para el público resultaron insuficientes. Un recién rescatado y excelsamente iluminado Pasaje San Juan, ubicado frente a la iglesia del mismo nombre, de esta ciudad de Campeche. Veinte horas con veinte minutos la hora de la cita.

Sonaron los primeros acordes musicales y enseguida se apropió del escenario la cantante campechana Paola Manrique.

Fue un evento organizado por la Delegación local del Issste que, con esta acción, demuestra que la cultura también se promueve desde algunas oficinas federales.

Preciso este dato porque bastante gente piensa que sólo se ocupan de los asuntos de salud de sus derechohabientes. Ya ven que no es así. La cultura, venga de donde venga, siempre es apreciada y bienvenida. Qué bueno se entienda de este modo y se impulse el talento de nuestra tierra.

Paola Manrique, es un ejemplo de la constancia y perseverancia para alcanzar el éxito. Ha cantado en diversos escenarios extranjeros y nacionales. Es dueña de una trayectoria que le ha permitido compartir escenario y voz, por ejemplo, con Armando Manzanero.

Y esa noche de diciembre compartió su presencia, música y nuevo disco.

Escribo estas líneas con la convicción de que es merecedora del reconocimiento que le brinda su Campeche. La forma en que se entrega en el escenario es incuestionable. Derrocha energía y sentimientos en cada interpretación. Paola y Campeche son un lazo indisoluble.

Fueron 16 canciones que presentó en su show de esta excelsa velada que, reitero, la calidez del momento hizo a un lado la frialdad, del clima, que hubo esa noche.

No fue todo. Se tuvo, al término del concierto, un breve espacio para reconocer las trayectorias musicales de otros cantantes locales. Abelardo Carrillo Zavala, Manuel Pacheco, Etna Arceo, Alfonso Carrillo, Manny Balmes y, por supuesto, Paola recibieron aplauso y pergamino por sus carreras musicales.

Se apagaron las luces del escenario. Mientras el satisfecho público se retiraba del lugar, en el aire todavía parecía escucharse las deliciosas líneas de la hermosa canción Suave Brisa… “cuando el sol se duerme entre tu mar, me enamoro de ti Campeche…”.

Noticia anterior

Modelos financieros no consideran sueldo

Siguiente noticia

Instalación del Paseo de Reyes iniciará el 5