Inicio»Opinión»De reversa mami

De reversa mami

0
Compartidos
Google+

Se me ocurre que ante tanto desastre vial que tenemos en la ciudad, podríamos cerrar algunos tramos más y crear un laberinto con el cual esta Semana Santa los campechanos vendamos a los turistas que nos visitan una historia de terror o rally pirata al estilo de “irás y no volverás,” y otorguemos al ganador un premio por haber sobrevivido su paso por el terreno campechano. Y es que salir de casa, ya se ha vuelto una pesadilla.

¿Y cómo no vamos a sentir terror, si cada vez que salimos a las calles estamos a unos pasos de caer a un bache y terminar en manos de Belcebú? No hay avenida, calle, tramo, privada, banqueta, camellón, pasaje, paso peatonal o sendero que no presente destrucción. Ya sea por el descuido o por la pésima planeación de las autoridades, la reconstrucción de la ciudad parece más bien lo contrario, la redestrucción. No las han siquiera inaugurado, cuando ya las están rompiendo de nuevo porque se cuartearon por deficiencia del material o por la red de agua potable que no es adecuadamente rediseñada.

¿Es cierto que tendremos mejores calles y avenidas? Sí, pero no sabemos cuándo las tendremos. Al parecer será una sorpresa. Es una realidad que todo lo están haciendo al “ahí se va”, sin avisar de los posibles cierres de arterias, con trabajos muy lentos y resultados bastante cuestionables. ¿Y el resultado? Pues si están rompiendo lo que ya habían reparado, ¡entonces vamos en reversa!

Ya teníamos suficiente con el megadrenaje, ya era mucho soportar el polvo, la maquinaria, las obras secundarias -que aún no terminan en su primera etapa-, y ahora hay que soportar que cierren, rompan y dejen los trabajos a medias. ¿Y en vacaciones van a aprovechar que la ciudadanía se va de Campeche? Lo dudo y me atrevo a asegurar que, no sólo no van a avanzar, sino que al término de las vacaciones el caos se incrementará.

Nos dejaron sin camellones en el Circuito Baluartes, y aún peor, sin árboles frondosos que proveían sombra y oxígeno, justo cuando paradójicamente instalan un comité para estudiar el calentamiento global, que según los “expertos” campechanos en la materia, puede llegar a afectarnos en el futuro. ¡Qué genios, me cae! Y yo que pensaba que el calentamiento global nos rodearía y pasaría hacia otras entidades sin tocarnos. Perdonen mi ignorancia.

Intenten salir de casa hacia donde quieran sin tener que pasar por una calle destrozada; pasen por la Av. Gobernadores, Central, Patricio Trueba, López Mateos, Agustín Melgar y López Portillo, principales avenidas de la ciudad; verán que es un auténtico Viacrucis, sin necesidad de llevar cargada una cruz en la espalda. Traten de salir de Ciudad Concordia atravesando la Avenida Hidalgo o saliendo por Cuatro Caminos; imposible.

Cambiaron al secretario de Coordinación, dejando al frente a Alberto Can Sánchez y la situación parece haber empeorado. Las quejas de los miles de campechanos van en aumento, al igual que el cierre de negocios por las afectaciones a su economía, y no se ve que alguien escuche las plegarias de los afectados.

Estoy de acuerdo en que el gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés quiera cerrar su sexenio con las obras terminadas, pero sería mejor que lo haga con obras bien hechas, bien planeadas, como lo merecemos los campechanos. Esta Semana Santa será un período de reflexión: ¿Salgo o me quedo en casa? ¿Voy o me evito los baches? ¿To be or not to be?

Esperemos que estas vacaciones se pongan a trabajar los constructores beneficiados y que al término de las mismas, Campeche tenga otra cara y deje de provocar terror a los campechanos.

 

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @sansopelochas

Jorge Gustavo Sansores Jarero

Noticia anterior

Playas de Campeche, aptas para bañarse

Siguiente noticia

Cancelarán cuatro frecuencias de vuelos; baja afluencia, causa