Inicio»Opinión»40 años de TRIBUNA

40 años de TRIBUNA

0
Compartidos
Google+

El 11 de junio de 1975 se lanzó el primer ejemplar de TRIBUNA de Campeche, un diario independiente, plural, crítico e irreverente. Surgió como una imperiosa necesidad de informar objetiva y oportunamente a la sociedad campechana bajo el principio de justicia y equidad, en cuyo trabajo diario prevalece la ética con una postura íntegra y decorosa, valores que hacen posible el desarrollo de los pueblos.

Durante 40 años, la decisión y empuje de su propietario, directivos, periodistas y trabajadores han logrado mantener el prestigio de este invaluable medio de comunicación, que abrió sus páginas a diversas voces del pensamiento crítico que coinciden fundamentalmente en la libertad de expresión como sustento vital de la democracia.

Hoy TRIBUNA cumple 40 años ininterrumpidos informando sobre los hechos más sobresalientes del acontecer político, económico, social, cultural y deportivo que sucede en Campeche, en México y en el mundo.

Ante un mercado competitivo, TRIBUNA se mantiene en el liderazgo de los medios de comunicación en nuestra entidad, gracias al impulso de todos y cada uno de sus colaboradores.

Este diario se encuentra tan arraigado en nuestro ámbito social que desde hace muchos años se ha convertido en el medio de comunicación emblemático de Campeche.

Lo recuerdo desde mi juventud en el que muchos de sus lectores encontrábamos en sus páginas diversas e interesantes secciones: estatal, nacional e internacional, salud, gastronomía, policiaca, clasificados, entre otros.

Los campechanos reconocen que en todas y cada una de sus secciones se encuentran un buen número de trabajadores especializados en diversos temas del quehacer periodístico como: reporteros, fotógrafos, articulistas, columnistas, caricaturistas, redactores, diseñadores, publicistas, voceadores, etcétera.

De tal forma que al festejar 40 años de existencia sus lectores agradecen a cada uno de los trabajadores y directivos su esfuerzo, trabajo y dedicación por hacer posible que todos los días tengamos en nuestros hogares un periódico de altísima calidad informativa.

TRIBUNA ha sido un incuestionable y persistente formador de la gran mayoría de los campechanos, porque los conceptos registrados en sus páginas no sólo mantienen informada a la comunidad, sino que ha ido más allá, ha forjado el perfil del ciudadano y ha sacudido conciencias en esta época en que vivimos, época en que estamos siendo testigos de cambios económicos, políticos y sociales sin paralelo en la historia, vinculado en un vertiginoso desarrollo tecnológico que ha desplazado a muchas formas de hacer las cosas, pero jamás al periodismo.

Este rotativo es parte notable de nuestra riqueza cultural, ha sido un baluarte de los campechanos, nos recuerda constantemente el significado de serlo —campechanos— y la importancia de sentirnos parte viva de este hermoso, noble y generoso Estado que tanto amamos y por el que luchamos todos los días, porque aspiramos a vivir mejor, y porque sabemos que se puede vivir mejor.

Han sido las páginas de TRIBUNA que han dado las voces de alerta ante los riesgos que amenazan la convivencia social, y ha enarbolado causas nobles y justas que desembocan en el fortalecimiento de la entidad.

Igualmente, es un espacio plural en el que converge una muy amplia gama de expresiones, lo que lo hace particularmente valioso para todos los que se informan y forman su criterio a través de sus páginas. Por ello, la lectura de este periódico se vuelve útil por crítico, objetivo, veraz y formativo.

Vaya, pues, mi más sincera felicitación a don Alberto Arceo Corcuera, Alexandro Arceo Azar y Jorge González Valdez por la extraordinaria labor que vienen realizando con este importante medio de comunicación, un periódico que seguramente continuará como un centinela del pensamiento y el profesionalismo en la labor noticiosa. ¡Felicidades TRIBUNA!, diario independiente al servicio de la provincia.

Rafael Martínez Castro

Noticia anterior

Invitan al Festival de Canto Joven

Siguiente noticia

Hoy, “Concierto funkadélico”