Inicio»Opinión»Educación y desarrollo formativo

Educación y desarrollo formativo

0
Compartidos
Google+

Es necesario interpretar, sentir y transformar el mundo, y la educación es el camino para formar alumnos con habilidades, competencias para saber lo que se hace, cómo y por qué se hace.

No basta con la infraestructura material y humana, y los buenos deseos, frente a una escuela, que de tiempo atrás, fragmentó al ser humano y creyó que era deseable privilegiar lo académico a lo valorativo.

Hoy por hoy, hay que pasar a otra escuela, que no acepte los falsos dilemas que genera el pensamiento dogmático y que reivindique la integralidad como propósito formativo.

Es de primer orden soltar a los alumnos, dejarlos solos, no del todo, supervisar su caminar y su capacidad de transformar. Por ello, como bien dijo David Ausubel en su teoría del aprendizaje significativo: hay que dotar de los conceptos y las redes conceptuales esenciales a los alumnos, y al mismo tiempo, garantizar que estén en capacidad de operar con ellos y que tengan disposición de hacerlo.

Cuando el estudiante piense, valore y actúe por sí mismo, el proceso educativo habrá entrado a su fase final. Pero esto podrá ser cuando el estudiante centre su atención en la necesidad de que aprenda a aprender, para que en ausencia del maestro, sus enseñanzas sigan impactando.

Es una necesidad, un interés colectivo de la autoridad que está por concluir su periodo en el Gobierno, pero esa bandera también es enarbolada por el nuevo gobernador electo, Alejandro Moreno Cárdenas, que pone énfasis en este tema que debe valorarse y ver su pertinencia ante el llamado de la transformación del Estado.

Candelario Pérez Madero

Noticia anterior

Invertidos 2.4 mmdp en sistema portuario

Siguiente noticia

Reportan a seis personas como extraviadas