Inicio»Opinión»Gobierno de gestoría y eficiencia

Gobierno de gestoría y eficiencia

0
Compartidos
Google+

Existen tantas formas de ejercer el poder, como tantas maneras de observar y percibir la vida. Algunas de ellas, incluso, perfectamente coinciden con numerosos principios filosóficos que algunas veces hemos leído. Y con prontitud solemos pensar: claramente se describe aquí a fulano, o así es zutano. Es decir, podemos encontrarnos ante personalidades que forzando los acontecimientos, desafían la historia, o aquellos que simplemente se dejan conducir por las circunstancias.

En consecuencia, la actitud que se asuma, ya sea para bien o para mal, determina el destino de familias y colectividades. Ejemplos de ello, pueden haber muchos y de variados matices en todas las partes del mundo. En nuestro país, por colocar en perspectiva el tema, los mexicanos confrontamos muchos problemas, entre ellos, a no dudarlo, se encuentra el tema del dinero.

Los analistas han llegado a construir el principio, bajo el cual se afirma que sin la participación del dinero, prácticamente resulta imposible hacer política, o como constantemente subrayaba destacado político mexiquense: un político pobre, es un pobre político. El cual, en modesto juego de palabras, podríamos parafrasear diciendo: Estado con un gobernador pobre, es un pobre Estado.

A Campeche, las autoridades hacendarias, pese a ser la entidad petrolera mexicana más importante, públicamente le han anunciado la aplicación de recortes presupuestales. Esto es, el Estado percibirá mucho menor apoyo federal para sustentar su desarrollo, del que primariamente se había acordado. El asunto, por supuesto, no es menor, y sí numerosos los desafíos.

Ante ello, únicamente quedan dos vías para proceder, como en el párrafo inicial apuntamos: hacer o dejar actuar a las circunstancias. Por supuesto que se puede ganar, como igualmente es posible administrar la derrota. Pero bien dicen que si no se intenta, jamás sabremos si pudimos merecer la victoria. En este escenario, Campeche se puso en movimiento.

En tres semanas de administración, el gobernador no tan sólo se ha dedicado a delegar responsabilidades, sino que también ha encabezado eficazmente labores de gestión ante las instancias correspondientes, y además, se da tiempo para supervisar que las cosas se hagan bien.

Tan exitosa ha resultado la gestoría del mandatario local, que se ha propuesto eliminación total del pago de Tenencia vehicular, que no podemos omitir, representa importante aportación de recursos a las arcas gubernamentales, pero asimismo gran alivio al bolsillo de los ciudadanos. Iniciativa, por cierto, autoatribuida por un partido político, que afirma ser el primero en proponerla en tal año.

Sí, el mismo que en 1939, por cierto, también fueron los primeros en oponerse al Artículo 27, a la Ley Federal del Trabajo, a la creación del IMSS, aguinaldos, prestaciones sociales, entre muchos otros rubros. El ya no ejercer el impuesto en comento, es consecuencia de una causa ciudadana, de todos los campechanos, que el gobernador escuchó, y propone hacer ley.

En estas primeras semanas de su administración, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, muestra y demuestra que sabe escuchar para comprender y comprometerse. En los días iniciales de su mandato, subraya la personalidad que le conocen los campechanos: sabe lo que quiere, se esfuerza en alcanzarlo, no se rinde, no se deja, y además cuenta también con algo muy importante para todo mandatario: sabe hacer política, para que Campeche crezca en grande.

Carlos Cruz Lavalle

 

Noticia anterior

Los pleitos de la peruana Laura Bozzo

Siguiente noticia

Piden cese de docente