Inicio»Opinión»¿Por qué Houston?

¿Por qué Houston?

1
Compartidos
Google+

Porque el mundo no se detiene por nadie, ni a nadie se sienta a esperar. Porque el signo distintivo de los tiempos que nos ha tocado vivir, es el cambio. Lo que parecía inmutable e inamovible, hoy ya no lo es. Lo que ayer era, ahora ya no está, y mañana quizá sea un recuerdo.

Precisamente es la amplitud, profundidad y velocidad de las innovaciones en la ciencia, informática, comunicaciones, los elementos que van delineando el perfil de nuestra época. Además, en el ámbito de las relaciones internacionales, la característica con mayor fortaleza radica en el agrupamiento de los países.

Estos cambios van concediendo su influencia en los modos de producción, comercialización y consumo, y van conduciendo a un proceso creciente de la globalización de la economía, que desembocan en la incesante búsqueda de mayores niveles de competitividad, factor que actualmente se coloca en el centro del desarrollo contemporáneo.

Quien hoy afirme que los problemas actuales tienen solución recurriendo a esquemas del pasado, simple y sencillamente miente. Hoy con un dedo y un botón se transfieren miles de millones de pesos de un punto a otro del planeta, lo que denota la creciente competencia en los mercados internacionales.

Esto conlleva a la infatigable búsqueda de cada día capacitar más y mejor a la población, pertenecientes a todos los ciclos cronológicos, principalmente a la niñez y juventud. Hoy más que antes, es impostergable unificar criterios y metas entre la academia y la vida real. La consigna es preparar, enseñar, actualizar para poder competir con auténticas opciones de éxito, y dejar atrás pesados esquemas de frustración, pobreza y paralización.

Hoy día, ya no resulta suficiente la posesión de recursos naturales, o la abundancia de mano de obra. No. Actualmente, como en una ocasión expresara Robert Solow, Premio Nóbel de Economía: “Para vivir bien, una comunidad tiene que producir bien”. Nosotros nos atreveríamos añadir: sí, pero igualmente ganar bien.

De ahí la importancia presente de Houston, considerada ciudad global. Su economía posee amplia base industrial en la energía, manufactura, aeronáutica, transporte, salud, y sede de esencial centro para la creación de equipos petrolíferos. Su puerto es primero en tonelaje en aguas profundas, y segundo en tonelaje de carga manejada.

En ese importante y trascendente punto de desarrollo económico mundial, Campeche irrumpió, pasó lista de presente, y dejó en claro su vocación de crecer en grande, su férrea determinación de que si se hablará de nuestro Estado, sea para bien, como nuevo paradigma nacional e internacional.

Ahí reside lo esencial de la visita que realizara nuestro gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, en compañía de Gabriel Escalante Castillo, coordinador general de Asesores, y el Cónsul General de México en aquella ciudad texana, Rafael Rodríguez Cabrera. Retomar el crecimiento de Campeche sobre bases sólidas, abriendo el Estado al mundo, a fin de lograr mayores niveles de competitividad y bienestar general. Es decir, emprender con todo, para beneficio de todos.

Entre los puntos relevantes de la visita gubernamental, destaca la reunión de trabajo con el Canacintra Houston, primera y única en su tipo en Estados Unidos, que representa el esfuerzo diario de un equipo en pro de industriales y empresarios de América. También la participación como ponente del mandatario campechano, a invitación del embajador general de Panamá, Juan B. Sosa, en el Houston Gateway to the Americas, punto de reunión de funcionarios y líderes del Continente Americano, para discutir oportunidades, y desarrollar opciones de inversión.

Destacan también la visita realizada al University of Houston UH, con más de dos décadas recibe en sus aulas a becarios de Pemex y la SER, y cuenta con un convenio de colaboración como institución de apoyo legal internacional. Igualmente conviene subrayar la visita efectuada al Rice University, considerada una de las 10 mejores universidades de los Estados  Unidos, que emplea especial énfasis en la educación liberal e investigación científica. Contribuir también, en ese tenor, a transformar los títulos académicos en empleos reales y bien pagados.

La visita al puerto de Houston, es de la mayor relevancia, pues el segundo más grande de la Unión Americana, el cual desde hace más de un siglo, su historia ha estado profundamente ligada a México, y ahora los campechanos buscamos una sólida vinculación con nosotros, como fuerte motor de impulso al desarrollo estatal.

En punto relevante de la agenda del gobernador, se encuentra la visita al Texas Medical Center, pues siendo el centro médico más grande del mundo, con mayor densidad de instituciones y clínicas para la atención del paciente, la ciencia básica y la investigación, resulta fundamental conocer su historia, presente y porvenir, para la coadyuvancia a la creación en Campeche de la Ciudad de la Salud.

Esta importante y dinámica agenda de trabajo incluye la visita a la alcaldesa de Houston, Anisse Parker, por cierto, con veinte años en la industria petrolera, 18 más trabajando para Mosbacher Energy Company, y diez años de experiencia empresarial.

Es esta la razón de Houston, y son también los motivos de Campeche. Visita productiva, que ha dejado buenos y excelentes dividendos para la entidad. Campeche tiene prisa, no dispone de tiempo para el ocio. Campeche tiene hambre de crecimiento y prosperidad sostenida. Campeche se dispone a crecer en grande, porque así de inmensa es su vocación de triunfo y victoria. Pero Campeche tiene liderazgo que conoce y sabe lo que se necesita y cómo alcanzarlo.

Campeche tiene un líder a la altura del tiempo actual, y cuenta con un pueblo dispuesto a acudir, lo mejor preparado posible a la cita con un futuro, del cual nosotros y las generaciones venideras, puedan sentir legítimo orgullo.

La importancia de Houston, es porque coadyuvará a Campeche a crear y mantener un crecimiento sano y sostenido, para satisfacer las justas demandas por educación, salud, campo, pesca, seguridad y bienestar, que demandan los campechanos, adquiriendo plena vigencia el principio que plantea que para tener lo que nunca se ha tenido, es necesario hacer lo que nunca se ha hecho.

Carlos Cruz Lavalle

Noticia anterior

Camioneta queda sobre barda; chofer se escapa

Siguiente noticia

Apagan vecinos conato de incendio en una pizzería