Inicio»Opinión»Cervantes y del Paso

Cervantes y del Paso

3
Compartidos
Google+

Fernando del Paso llegó puntual a Madrid a recibir el premio Cervantes, su recordado discurso de aceptación del Premio “José Emilio Pacheco”, que recibió en Mérida el año pasado, levantaba expectativas de lo que ahora habría de decir, y él lo sabía.

En una ocasión para honrar a Miguel de Cervantes, autor de “El Quijote de la Mancha”, en cuya memoria se instituyó el internacional premio que se otorga para distinguir la obra de un escritor en lengua castellana, del Paso cumplió con las expectativas.

Habló de la situación en México, esta vez sin la profundidad sentimental con la que se lamentó con un José Emilio que se adelantó en el viaje sin retorno. De cualquier modo —aunque mesurado—, no dejó dudas de su percepción de la actual situación en el país.

Una palabra resume porqué no debe ni puede quedarse callado: Vergüenza. Fue suficiente para no distraer el emotivo momento de recibir el galardón, también para no entristecer la conmemoración por el CDXL aniversario de la muerte de Cervantes, y por supuesto, para no deslucir la celebración del Día del Libro.

Quizá por ello, el escritor mexicano se esmeró en mencionar muchos nombres de autores que fueron parte de su inventario de lectura a lo largo de su vida, lo que confirma uno de los secretos —en realidad ya no tan secreto—, de que un escritor para escribir tiene que leer bastante.

Un maravilloso viaje por las letras y autores que fueron influencia literaria, desde los clásicos castellanos: Tirso de Molina, Lope de Vega, Garcilaso, Góngora, Juan Ruiz “el Arcipreste de Hita”, Quevedo, Baltasar Gracián y Miguel de Cervantes.

Y más tarde, descubrir la obra de otros escritores españoles: Benito Pérez Galdós, Ramón Menéndez Pidal, Ramón Gómez de la Serna, Ramón María del Valle Inclán, Antonio y Manuel Machado, Rafael Alberti, al tiempo que igualmente leía a: Gabriel Miró, James Joyce, William Faulkner, John Dos Passos, Erskine Caldwell, Julien Green, Marcel Schwob y muchos otros grandes autores de las literaturas anglosajona y francesa.

Luego vendría tiempo para autores contemporáneos como Rafael Sánchez Ferlosio, Juan José Armas Marcelo, Juan Marsé, los hermanos Goytisolo, Fernando Savater, Camilo José Cela, Javier Marías, Arturo Pérez- Reverte y el poeta Miguel Hernández.

No podían faltar los autores latinoamericanos que fueron parte de sus lecturas importantes, como: Jorge Luis Borges, Juan Carlos Onetti, Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Julio Cortázar, Miguel Ángel Asturias, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Rómulo Gallegos, Joao Guimarães Rosa, César Vallejo, Juan Rulfo, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Mariano Azuela, Martín Luis Guzmán, José Joaquín Fernández de Lizardi y Sor Juana Inés de la Cruz.

Fernando del Paso se dio tiempo de reseñar tiempos y motivaciones para escribir sus novelas más grandiosas: “José Trigo y su obsesión por el lenguaje”, “Palinuro de México”, especie de autobiografía conjugada en distintos tiempos verbales: lo que fue, lo que no fue, lo que sería y lo que hubiera sido; “Noticias del Imperio”, novela sobre los emperadores Maximiliano y Carlota.

Las mencionadas novelas son apenas una parte de la magnífica producción literaria que le mereció obtener el Premio Cervantes.

Me he tomado el tiempo de enumerar la serie de autores que el escritor mexicano mencionó en su discurso, por dos simples razones: La primera, porque es respuesta indirecta para quienes usualmente me piden sugerencias de qué libros y escritores leer; la lista de del Paso es un magnífico guion literario. ¡Qué mejor que tomar esta ruta segura hacia la lectura!

La segunda razón, es la actitud del escritor que demuestra humildad y modestia al referir a tantos literatos y no ejercer el clásico protagonismo de haberse hecho solo. Siempre lo he dicho, no hay hombre solo ni escritor solo; como en la vida misma, son las influencias las que ayudan a definir el rumbo, y por supuesto, el talento propio.

El discurso de aceptación del Premio Cervantes tuvo su brillante cierre con emocionadas palabras de agradecimiento, agradecer para mostrar grandeza como ser humano. Contundente epilogo de un día que reunió el recuerdo de Cervantes, el amor por los libros y el reconocimiento a un escritor mexicano en España.

Bertha Paredes Medina

Noticia anterior

Protestaría Freciez en visita de EPN

Siguiente noticia

Isabella Negrín González recibe sacramento del bautismo