Inicio»Opinión»Una vida bien aprovechada

Una vida bien aprovechada

0
Compartidos
Google+

Sol y sombra

Conoció y fue amigo de mi padre, hoy privilegio de vida, compartimos sincera amistad. Campechano al cien por ciento, un hombre cuyo nombre está ligado a la música; prolífico compositor, dueño de una voz privilegiada que le ha cantado a Campeche, al amor y a la vida. Una vida, por cierto, bien aprovechada.

A don Alfonso Carrillo Zavala le tocó vivir su niñez en el Campeche romántico que apenas empezaba a pavimentar sus calles, fue testigo del crecimiento y transformación de la ciudad. Político, sindicalista, cantante de grupo musical y solista. De origen humilde, siempre reconoce con orgullo que nada le fue regalado, tuvo que trabajar mucho para alcanzar su éxito profesional y familiar.

En mi época al frente de la biblioteca Campeche, siempre atendía las invitaciones a los múltiples eventos que realizábamos. Nació una respetuosa y encantadora amistad por nuestras vocaciones artísticas e intelectuales; yo por el cantante, él por la columnista que publicaba artículos en el periódico TRIBUNA.

En mi colección personal de discos siempre hubo espacio para su música, y cuando —por la televisión local— presentaban uno de sus numerosos videos, me tomaba el tiempo para disfrutar su interpretación. Igual cuando lo invitaban a entrevistas en algún programa de televisión y me enteraba, dedicaba tiempo a escucharlo porque es un gran conversador y tiene un talento nato para estar frente a las cámaras.

Un día —acordado previamente el compromiso con mi familia— nos regaló una visita, llegó con un obsequio en las manos, un lote de sus discos, de su colección personal, algo que no cualquiera puede tener la distinción de recibirlos porque, como suele ocurrir, los CD’s en grabación original son imposibles de conseguir. Un inesperado presente que fue recibido con merecido aprecio. En correspondencia, le regalé un ejemplar autografiado de mi obra “El Señor de los Libros” que estaba por ser presentado.

En esa ocasión compartió con mi familia pasajes de su vida, su carrera y sus anhelos de continuar aportando su talento musical a Campeche, talento que disfrutamos en vivo, porque fiel a su estilo, nunca se niega ante una petición de regalar su voz y sentimiento. Hablamos también de su amistad con mi padre, sus afanes políticos, su éxito como cantante y los proyectos musicales que todavía tiene y que, no dudo, realizará.

Y bueno, ya lo está haciendo. Hace un par de semanas se presentó en un gustado programa de televisión local para hacer lo que sabe hacer: Cantar, y lo hizo de maravilla.

Alfonso Carrillo Zavala, es parte del inventario de artistas que califico como nuestro Patrimonio Humano, un cantante que le ha dado amor y talento a su terruño.

Aretha Franklin, la famosa cantante de Soul, decía: “Ser cantante es un don natural. Significa que estoy utilizando en el mayor grado posible el don que Dios me dio para usar. Estoy feliz con eso.”

Bertha Paredes Medina

Noticia anterior

Continúa tráfico de maderas preciosas

Siguiente noticia

Estrenarán la puesta en escena “Historias del Henequén”