Inicio»Opinión»Logros que se ven

Logros que se ven

0
Compartidos
Google+

Aún no cumple el año de asumir el cargo de gobernador, y Rafael Alejandro Moreno Cárdenas ya demostró de muchas maneras y en incontables ocasiones que sabe a lo que vino.

Ha demostrado que no llegó a aprender, sino a gobernar, pero no por el simple hecho de encabezar el gobierno, sino de corregir lo mal hecho y mejorar el Estado; es decir, gobernar bien, de manera que los beneficiarios seamos los campechanos.

En esa tarea, Moreno Cárdenas cuenta con un gran respaldo en Christelle —su esposa—, mujer que sin ser campechana ha demostrado tener gran corazón y sensibilidad humana con los campechanos más vulnerables. Ni qué decir de su gran carisma y sencillez.

Frente a un escenario financiero de desastre por escandalosos casos de corrupción en la administración estatal anterior —que todavía enardece a los campechanos— y agravado por la caída de los precios internacionales del petróleo que provocó la pérdida de miles de empleos en Ciudad del Carmen principalmente, Moreno Cárdenas no optó por la salida fácil del lamento lastimero del “no hay dinero”.

No. Moreno Cárdenas hizo lo que tenía que hacer y emprendió una cruzada por las oficinas del Gobierno Federal, para gestionar programas y recursos para Campeche y lo ha logrado.

De ello ha quedado testimonio con las giras de trabajo de los secretarios de Estado y directores generales de oficinas federales, que han traído anuncios de importantes inversiones y acciones en Campeche.

Ni se diga con las visitas del presidente Enrique Peña Nieto, en varias ocasiones en los primeros meses del gobierno de Moreno Cárdenas.

De que hay logros y hay avances, no quedan dudas. Los hay en salud, educación, en el campo, en infraestructura y están a la vista de todos, menos en la de dos o tres aves de mal agüero que pregonan en el desierto.

Son los que rumian cada vez que los indicadores oficiales de Seguridad Pública nacionales ubican a Campeche como el Estado con el más bajo índice delictivo de todo el país.

Son los que quisieran que Campeche se hunda para festinar el fracaso de Moreno Cárdenas, pero se quedarán esperando.

Los campechanos ya los conocen, saben que son los mismos que callan cuando son beneficiarios del sistema, pero se convierten en feroces críticos cuando pierden sus canonjías o su sueldo es sufragado por nuevos patrones.

Los campechanos no son tontos; tan ya los conocen que los tiran a “loquitos”. Y aunque les pese, los logros de Moreno Cárdenas no son pocos y apenas es el primer año.

Noticia anterior

Exigen la salida de maestras de Cedeca

Siguiente noticia

Lesionado durante riña