Inicio»Opinión»Adultos mayores

Adultos mayores

0
Compartidos
Google+

Cuando hablamos de adultos mayores, nuestra mente de inmediato nos transporta a una imagen deteriorada, envejecida, fatigada, y muchas veces nuestro intelecto visualiza el rostro de personas que enfrentan abandono, carencias, falta de comprensión y cariño.

En México, el 28 de agosto se celebra el Día del Adulto Mayor; tradicionalmente en nuestro país significamos acontecimientos importantes, y el festejo por los ancianitos no podía pasar desapercibido.

Según datos del Inegi 2015, en Campeche se ha incrementado el número de adultos mayores de 5.7 por ciento en 2010, a 6.5 por ciento en 2015. Los municipios con mayor población de ancianos son: Campeche, Champotón y El Carmen. En México, 1 de cada 10 habitantes tiene más de 60 años.

Hace cinco décadas, la figura paterna y materna de los abuelitos fue vista con respeto, autoridad, y era percibida en la familia como un transmisor de experiencia, consejos y valores esenciales para cubrir el rol que comúnmente se atribuía a los padres.

Sin embargo, en los últimos años esta percepción ha ido cambiando radicalmente con el empoderamiento de los jóvenes y los cambios acelerados en las tecnologías, al grado de llegar a ser considerados erróneamente como un estorbo o una carga.

En respuesta a esta nueva dinámica, en México, el 25 de junio de 2002 se publicó la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores; el 17 de mayo de 2005 fue aprobada la Ley de Protección de Adultos Mayores para el Estado de Campeche.

El 4 de mayo de 2016, la LXII Legislatura aprobó por unanimidad un dictamen de reforma al artículo 14, presentado por la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, con el fin de impulsar su participación en actividades de atención al turismo, al rescate de la cultura y de la historia, así como reforzar los derechos de protección contra el maltrato de los adultos mayores.

Posteriormente, esa misma comisión promovió otra iniciativa para adicionar el Artículo 5 bis a dicha ley, y una reforma al artículo 149 del Código Penal del Estado de Campeche, con el objeto de aumentar la pena, de seis meses a seis años de prisión, por el abandono de un adulto mayor.

Es importante mencionar que el marco jurídico local involucra a la familia, a las autoridades competentes y al sector privado, como los principales promotores y sujetos obligados de fomentar su desarrollo integral, así como facilitar el disfrute de bienes y servicios a los que tienen derecho.

A partir de lo anterior, diversos organismos nacionales e instituciones de gobierno orientan sus políticas públicas para atender los problemas que enfrentan los ancianitos en el ámbito social, de salud, económico, comunitario, cultural, laboral y en el seno familiar donde ocurre con mayor frecuencia el abandono.

Frente a esta coyuntura y en respuesta a los nuevos roles asumidos, observamos también la otra cara de la moneda en la población adulta que hoy en día permanece activa, desarrolla sus habilidades y es capaz de superar los retos que su condición física y mental les permite.

Es común, por ejemplo, ver abuelitos haciendo ejercicios, trotando, vistiendo a la moda, cultivándose con la lectura, escribiendo, realizando su trabajo con dignidad, y transmitiendo sus ideas y experiencias.

Aunque apenas son los primeros indicios para alcanzar la protección social, el respeto pleno a sus derechos y los cuidados que requiere este sector, considerado uno de los más importantes entre los grupos vulnerables, por fortuna la percepción ha ido cambiando poco a poco, aunque todavía falta mucho por hacer en materia de concientización y sensibilización.

Por ello, es importante no bajar la guardia y seguir promoviendo la autonomía, participación, calidad de trato, corresponsabilidad y atención preferente de instituciones estatales, municipales, públicas y privadas, según lo establece el artículo 4 de la Ley de Protección de Adultos Mayores para el Estado de Campeche.

Recordemos que en unos años habrá más ancianitos y quizá entre ellos podríamos estar nosotros.

Posdata: Integrantes de Comunicadores y Emprendedores A.C. visitaron la Casa Hogar Narci, donde organizaron un taller de cerámica, convivieron con los abuelitos y donaron bastones ortopédicos.

Facebook: Eldaclemente

Mail: [email protected]

Noticia anterior

Programas sociales fueron otorgados de forma partidista

Siguiente noticia

Arrollan a menor en bicicleta