Inicio»Opinión»Sistema de Gestión Pedagógico

Sistema de Gestión Pedagógico

2
Compartidos
Google+

En consonancia con la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto —y en la que Campeche es puntero, merced al gran liderazgo del gobernador del Estado, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, y a la acertada conducción del secretario de Educación, Ricardo Medina Farfán—, en la Academia General del Instituto Campechano (IC) estamos inmersos en el rediseño de nuestro Sistema de Gestión Pedagógico.

Este sistema consta de tres componentes: 1.- Modelo Educativo, 2.- Modelo Pedagógico, 3.- Modelo Académico, y por su importancia resaltamos dos apartados: El perfil y actitudes de egreso de los alumnos, y las competencias de los docentes.

1.- El Modelo Educativo está conformado por el soporte filosófico, la misión y la visión.

La filosofía de este se basa en: Aprender a aprender, (Unesco 1993); aprender haciendo, (Confucio); Mayéutica, (Sócrates); duda sistemática, (Descartes); pensamiento-acción-hábito-carácter-destino, (Samuel Smiles), y mens sana in corpore sano (Juvenal).

En este marco de renovación, recientemente el Consejo Superior del IC aprobó la actualización de la misión y la visión institucionales.

2.- El Modelo Pedagógico, incluye: El soporte científico y las estrategias de enseñanza-aprendizaje por competencias. Particular énfasis le damos a la mnemotecnia, mapas mentales, pensamiento lateral, casos prácticos, prácticas profesionales, simuladores y “coaching”.

3.- El Modelo Académico contiene el currículum, el plan y los programas de estudio.

En lo que se refiere al perfil de egresados, los visualizamos como: informados e instruidos, reflexivos, indagadores, comunicadores, solidarios, íntegros, saludables, ejemplares y en mejora continua.

En cuanto a las actitudes de nuestros “alumni”, las deseadas son: imaginación, creatividad, curiosidad, iniciativa, confianza, entusiasmo, compromiso, empatía, cooperación, respeto, tolerancia e interdependencia.

Pero también en nuestra academia consideramos de importancia primordial retomar la enseñanza de seis competencias básicas a desarrollar en nuestros alumnos, a las que hemos denominado: “Competencias Raíz”, a saber: Lectura de comprensión, expresión oral, expresión escrita, gramática, comunicación bilingüe y competencia TIC.

La propuesta es que, en cada clase, en cada aula, de todas las materias, de todas las escuelas del IC, de acuerdo a un programa previamente acordado, todos los alumnos tengan la oportunidad de llevar a cabo durante las sesiones, ejercicios de lectura exegética, lectura en voz alta, improvisación, redacción, resolver la “trivia” ortográfica o etimológica del día, etc.

Asimismo, reenfocamos nuestro Centro de Idiomas para desarrollar la competencia bilingüe de los alumnos de todas las escuelas del IC.

Para el logro de la competencia TIC, dentro de la estrategia IC Digital, estamos cerca de alcanzar el 100 % de cobertura de Wi-Fi en todos los campus con la red NIBA, y de equipar todos nuestros espacios educativos con recursos tecnológicos.

Esta idea sencilla de impulsar las seis “Competencias Raíz” tiene valor por conjuntarlas, ordenarlas y declararlas como prioritarias, convirtiéndose entonces en una acción potente y de largo aliento, al dotar a los educandos de medios formidables para el logro de cualquier fin profesional.

Capítulo especial es el correspondiente a las competencias del docente, que desde luego, deben ser las requeridas para lograr la construcción en aula de los elevados propósitos arriba señalados. Sigue vigente la máxima del clásico Cicerón: “La mejor forma de aprender es enseñar”.

Y todo este proceso lo vislumbramos como un ping-pong suave durante las clases, donde se enseña aprendiendo y se aprende enseñando, en un continuo dialéctico.

Nuestra aspiración como docentes del IC y responsables de la formación de ciudadanos ejemplares, es alcanzar el reto marcado por William Arthur Ward: “El maestro mediocre dice, el buen maestro explica, el maestro superior demuestra, el gran maestro inspira”.

De esta manera, hemos iniciado el camino para actualizar la identidad del Instituto Campechano y poder servir mejor al Estado.

Per aspera ad astra.

Fernando Sandoval Castellanos

Noticia anterior

Ciclista alemán se lesiona

Siguiente noticia

Atropellan a motociclista en Concordia