Inicio»Opinión»Pobreza en Campeche

Pobreza en Campeche

3
Compartidos
Google+

La pobreza es un fenómeno heterogéneo multidimensional

que afecta el nivel de vida y bienestar de los hogares y

sus integrantes, principalmente en poblaciones de

países en desarrollo, hecho que se manifiesta

por un consumo menor de bienes y servicios.

No satisfacer las necesidades básicas de consumo, presentar bajos niveles de escolaridad, no tener acceso a los servicios sociales de salud, no disponer de vivienda propia, el uso limitado de servicios públicos como la energía eléctrica y el agua potable; poseer un ingreso monetario insuficiente, la prevalencia de desempleo, la vulnerabilidad y la poca capacidad para defender sus derechos como miembros de una sociedad, son elementos que caracterizan a una población pobre. De manera que, ser pobre es estar por debajo de cierta medida de consumo o ingreso monetario convencional.

De acuerdo con Feres y Mancero (Cepal, 2001), los estudios de pobreza comienzan con el trabajo de Booth, al elaborar un mapa de pobreza para Londres durante el periodo 1892-1897, pero no es sino hasta el siglo XX cuando formalmente se estudia esta.

La pobreza impone a los individuos una carga de privaciones manifiestas en analfabetismo, desnutrición, mala salud, y arruina las expectativas y aspiraciones al mostrar un futuro sombrío (Ray, 1998). Según el Reporte Global de Pobreza (2000), los pobres experimentan la privación de ingresos y de oportunidades, producto de tener una escasa educación y bajas capacidades, lo que origina que no puedan acceder a los mercados o conseguir empleo.

El conocimiento sobre pobreza ha experimentado importantes avances en su definición y medición. A partir del 2001, el Banco Mundial amplió la concepción que se tenía sobre ella. De esta manera, además de los bajos niveles de ingreso monetario y de consumo, se han incluido carencias en educación, salud, alimentación, vivienda y áreas del desarrollo humano como la impotencia y falta de representación, la vulnerabilidad y el miedo. Lo anterior supera la concepción inicial que se tenía de pobreza, al definirla exclusivamente en términos de ingresos monetarios.

Según la literatura, los tipos de pobreza se pueden clasificar como: pobreza objetiva, pobreza subjetiva, pobreza absoluta, pobreza relativa, pobreza persistente y pobreza multidimensional.

La pobreza objetiva conduce a la pobreza absoluta, la pobreza relativa y la pobreza persistente. La pobreza absoluta se presenta cuando las necesidades básicas de los individuos no están cubiertas, debido a la carencia de bienes y servicios básicos. En la pobreza relativa los individuos se encuentran en una situación de desventaja económica y social, respecto a la población de su entorno. La situación  económica y social de los individuos es cambiante en el tiempo, hecho que conduce a que la población puede ser o dejar de ser pobre, conduciendo así a la pobreza persistente.

En la pobreza subjetiva los individuos expresan su situación económica mediante un instrumento de medición que normalmente corresponde a la encuesta. Finalmente, la pobreza multidimensional consiste en que los individuos no pueden acceder a los bienes y servicios que la sociedad puede considerar como necesarios o no. La medición multidimensional de la pobreza utiliza variables no monetarias.

Continuando con la literatura sobre pobreza, existen varias formas de cuantificarla; algunas de ellas corresponden a la línea de pobreza absoluta, la línea de pobreza relativa, la pobreza subjetiva y la privación multidimensional. La línea de pobreza absoluta mide el costo de una canasta de bienes y servicios esenciales que satisfacen las necesidades básicas. Un indicador de esta medida corresponde al dólar per cápita de consumo mínimo diario.

En la cuantificación de la línea de pobreza relativa se utiliza una variable monetaria, la cual puede ser el ingreso o el gasto de los hogares. Si se toma el ingreso como variable monetaria, esta puede ser el ingreso per cápita o el ingreso por unidad de consumo de los hogares. Además, el ingreso total de los hogares se determina por todo tipo de ingresos; algunos son las rentas del trabajo por cuenta propia, por renta ajena, prestaciones sociales, etc.

La línea de pobreza subjetiva utiliza métodos para aprovechar la información proveniente de la opinión que tienen los individuos de ellos mismos, respecto a la sociedad. En esta línea de pobreza figuran las líneas de Kapteyn, de Leyden y la de Deleech; por ejemplo, la línea de pobreza de Kapteyn emplea la pregunta “en su opinión ¿cuáles son los ingresos mensuales netos que como mínimo se necesitarían para que un hogar como el suyo llegue a fin de mes?”.

La privación multidimensional reconoce que los hogares, además de los ingresos monetarios, poseen otros tipos de recursos los cuales pueden incorporarse para estudiar la pobreza de forma integral. Los estudios sobre privación multidimensional se remontan con Peter Towsend (1979), Joana Mack y Stewart Lansley (1985), y Tim Callan, Brian Nolan y Cristopher T. Whelan (1993). Estos estudios consideraron entre 24 y 60 indicadores relacionados con las condiciones de vida relativas a la alimentación, la salud, el equipamiento de la vivienda, etc.

En el caso de México, el organismo encargado de definir y cuantificar la pobreza corresponde al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). El Coneval (2015) define la pobreza como la población que presenta por lo menos una carencia social (en educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos o alimentación), y un ingreso por debajo de la línea de bienestar ($2,542.13 mensuales por persona, a precios corrientes, del sector urbano), mientras que la pobreza extrema como la población que presenta tres o más carencias sociales (definidas anteriormente) y tienen un ingreso por debajo de la línea de bienestar mínimo ($1,242.61 mensuales por persona, a precios corrientes del sector urbano).

De acuerdo al Grupo del Banco Mundial, en 2015 la población mundial fue de 7 mil 346 millones 633 mil 037.4 personas. Solo China, 19%; la India, 18%; el Mundo Árabe, 5%; Estados Unidos, 4%, y Brasil, 3%, representaron 49% de la población mundial. El Informe de Desarrollo del Milenio 2015, utilizando el criterio de vivir con menos de USD$1.25 diarios, declara que en los años 1990, 1999 y 2015, las personas en pobreza extrema fueron mil 926, mil 751.5 y 836 millones, respectivamente.

El Consejo Nacional de Población (Conapo) reporta que en México, durante 2015, la población total fue de 121 millones 005 mil 815 personas, y 49% de ellas fueron hombres. Con información de Coneval a nivel nacional, en 2012 y 2014 la población en pobreza fue de 53.3 y 55.3 millones, respectivamente. En tanto que la población en pobreza extrema para los mismos años, fue 11.5 y 11.4 millones, respectivamente. Solo en 2014 la población en pobreza tuvo 2.3 carencias.

Durante 2015, la población total en el Estado de Campeche fue de 907 mil 878 personas (Conapo). El Estado se integra por once municipios: Calkiní, Campeche, Carmen, Champotón, Hecelchakán, Hopelchén, Palizada, Tenabo, Escárcega, Calakmul y Candelaria (Inegi, 2012). Además ocupa el lugar diecisiete en extensión territorial (Méndez, 2012). En el primer trimestre de 2015, su población económicamente activa fue de 398 mil 652 personas (Inegi, 2015).

De acuerdo al Coneval, durante el periodo 2008-2014 la pobreza y pobreza extrema mostraron una tendencia creciente y persistente en el Estado. Además el Estado ocupó el séptimo lugar nacional con pobreza extrema, y 50.3% de su población total presentó una situación de pobreza (Coneval, 2012). Los municipios de Carmen, Campeche, Champotón, Hopelchén y Escárcega concentraron el mayor número de personas en pobreza, los cuales explicaron 73.5% del total de la población en pobreza en el Estado (Coneval, 2012).

La pobreza es un fenómeno heterogéneo multidimensional, que requiere de políticas económicas y sociales eficientes y eficaces, con objetivos orientados a favorecer las condiciones de vida de la población que padece este problema; principalmente las que se encuentran en pobreza extrema. Durante el periodo 2008-2014, los niveles de pobreza en Campeche no han mostrado reducción alguna.

Se espera que el Gobierno, como promotor del desarrollo económico, revierta esta tendencia en el tiempo y mejore los indicadores de pobreza y bienestar relacionados con la reducción de las carencias sociales, y eleve el ingreso monetario por arriba de la línea de bienestar mínimo.

 

[email protected]

[email protected]

Edgar A. y Roger H. Quintana-Carrillo

Noticia anterior

Denuncian ante PGR a Rolando Zapata Bello

Siguiente noticia

Portada