Inicio»Opinión»¡TRIBUNA, feliz cumpleaños!

¡TRIBUNA, feliz cumpleaños!

1
Compartidos
Google+

Todo trabajo trae riesgos, pero hay algunos muy peligrosos como son los medios de comunicación. Hasta 1950, en la Península de Yucatán solo el Diario de Yucatán era la voz del pueblo.

Aquí en Campeche, El Espíritu Público era la voz del Gobierno; solo se publicaba lo que a él convenía para vanagloriarse y auto elogiarse, mientras el pueblo siempre permaneció aplastado. En las elecciones, el hombre de la casa votaba en nombre de su mamá, de su esposa y de sus hijas; las mujeres no votaban.

El verdadero periodismo independiente de Campeche inició con TRIBUNA el 11 de junio de 1975, y fue visto como el enemigo del Gobierno porque se puso del lado del pueblo campechano, y así lo ha demostrado en sus 42 años de vida en las buenas y en las malas.

En esa época las comunicaciones eran incipientes y el transporte rudimentario. Además, las inclemencias del tiempo, el sol, las lluvias y los ciclones fueron enemigos naturales; a pesar de eso, TRIBUNA siempre ha estado presente.

TRIBUNA ha demostrado a propios y extraños su postura invariable; sobrevivió los ataques cuando el rotativo estaba ubicado en la Av. López Mateos, donde estuvo la fábrica de Jugos Alba.

Por la verdad y la justicia sufrió injurias, persecución, calumnias, demandas judiciales, en tiempos del peor gobierno que ha tenido Campeche, el de Jorge Salomón Azar García; pero TRIBUNA nunca se acobardó, prefirió estar al lado de los campechanos bien nacidos, hasta el día de hoy.

Dicen que la justicia es ciega, pero no tanto… TRIBUNA aclaró ante todos sus inocencia. TRIBUNA construye y fortalece las instituciones.

El 25 de septiembre de 1981 escribí “La cámara sin vida”; estaba muy aplatanado, era manejado desde el 4° piso hasta que empezó a tener resonancia en la LI Legislatura con el primer diputado local, Manuel Chablé Gutiérrez; no solo en el debate legislativo sino también en lo físico. Fue cuando Chablé retó al famoso “Potoco” a boxear en la Arena Campeche, pero a “Potoco” le faltó lo que le sobra a las gallinas.

La democracia le cuesta mucho a los campechanos y mexicanos. El 29 de junio de 1993, fiesta de los apóstoles san Pedro y san Pablo, se dio a conocer el asesinato de Amado Salomón Rodríguez León, dirigente estatal del Partido Demócrata Mexicano (PDM) —el gallo colorado—, por denunciar el desvío de varios tráileres con mercancía de la Comisión Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo) y el incendio de la bodega en la Av. Gobernadores, por orden de Jorge Salomón Azar García.

Después de la muerte misteriosa de Maquío en 1989, el Partido Acción Nacional (PAN) a través de una concertacesión por medio de Diego Fernández de Caballos, reconocieron el triunfo de Carlos Salinas de Gortari como presidente de México.

Esto causó división en el PAN a nivel nacional y local; aquí salimos su servidor y Manuel Chablé Gutiérrez y varios más. Quisimos hacer otro partido que se llamara Foro Democrático, pero nunca se nos dio el registro.

En 1994, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) registró al Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano como candidato presidencial, e hizo alianza con el Foro Democrático, y Chablé Gutiérrez se ubicó en la lista de diputados plurinominales con el No. 13.

Chablé Gutiérrez cerró campaña el 16 de agosto de 1994 a las 11 a.m. en el monumento a José López Portillo, y dicha estatua fue derribada por Pedro Euán Xool —un servidor—, Carlet Omar Chablé Chan, Carlos Sunza, Sergio Aragón, Julio Moo Cen, Jorge Mijangos, Rafael Chávez Cocom y Germán Puch Reyes. Estuvimos en Kobén solo 72 horas, pero Manuel Chablé Gutiérrez llegó a ser diputado federal. El monumento de bronce pesaba 20 toneladas; este lugar es ahora conocido como “La Bola de Queso”.

En este mismo lugar el Foro Democrático —aún sin registro— participó en las elecciones locales de 1992, teniendo como candidato a diputado local al famoso “Burro Chon”. El primero de mayo de 1995 llevamos al “Burro Chon” y lo dejamos donde estaba el monumento a López Portillo, y la policía lo desapareció. Algunos testigos dicen que la poli lo macaneó y lo puso en bolsas negras. Amén.

42 años de vida. TRIBUNA es líder no por decreto sino por su esfuerzo cada día. Felicito a todo el personal que hace posible que TRIBUNA sea eco del pueblo campechano. ¡Muchas felicidades!

Noticia anterior

Creados por el amor

Siguiente noticia

Lluvias, respiro para apicultura