Inicio»Opinión»La libertad de expresión

La libertad de expresión

0
Compartidos
Google+

“En este recinto participamos los tres poderes del Estado pero

ahí, en su espacio, está la prensa que es el cuarto poder:

Edmund Burke, en el debate de apertura de la Cámara

de los Comunes del Parlamento inglés en 1787”.

Persiste aún en los países demócratas ese concepto hacia la prensa, con la diferencia de que actualmente lo merece no solo la prensa sino también la radio, la televisión, las revistas y las redes sociales, es decir, todos los medios de comunicación masiva, por lo que ahora el 7 de junio se celebra la libertad de expresión, no de prensa.

Se celebra el derecho que tienen todas las personas a expresar con libertad sus opiniones respecto a cualquier tema, aún cuando lo hagan con palabras altisonantes, y solo condenables si difaman a priori. En esta consideración podrían ubicarse las redes sociales, tan útiles actualmente para la sociedad en su conjunto.

Se celebra el derecho de todos los comunicadores, independientemente del medio transmisor que ocupen, a expresar públicamente la información de que dispongan con la creencia de buena fe de que procede de fuente confiable, y así poder cumplir con su muy importante función.

Se celebra el derecho de la ciudadanía en general a recibir información certera y oportuna, sobre cualquier tema de su elección procedente del medio que prefiera.

Se celebra el derecho de los comunicadores a no ser violentados en su persona, en su familia o en sus propiedades por revelar información no conveniente a personas o grupos  determinados.

De los miles de comunicadores, empíricos o egresados de alguna escuela de comunicación o de periodismo, que hay en nuestro país, solo un muy bajo porcentaje recibe buena remuneración por su trabajo, la mayoría es parte de la tropa y apenas sobrevive.

A unos y otros, felicidades por el Día de la Libertad de Expresión.

Fernando Almeyda Cobos

Noticia anterior

Se desploma techo de estética

Siguiente noticia

Sorprendido al robar una bomba de agua