Inicio»Opinión»Los derroches de AMLO

Los derroches de AMLO

4
Compartidos
Google+

Si en una mini concentración efectuada el pasado sábado en Ciudad del Carmen, el farsante líder moral del Movimiento de Recaudación Nacional (Morena) derrochó más de 300 mil pesos tan solo en el acarreo de los 300 o 400 asistentes a su mitin, no me quiero imaginar todo el dinero que ha derrochado en los 12 ó 15 años que lleva de campaña por su obsesión de alcanzar la Presidencia de la República.

Manuel Zavala Salazar, el recaudador de Morena en Campeche, confesó que derrocharon 300 mil pesos en el acarreo, y supongo que una cantidad similar, o mucho mayor, se tuvo que erogar en las concentraciones que hubo en Mérida y en Cancún, donde el púnico objetivo es seguir alentando la obsesión de Andrés Manuel.

Haciendo cálculos rápidos, supongo que por sus reuniones en 30 entidades se ha gastado más de 30 millones de pesos, porque hay lugares en donde el acarreo es brutal y el gasto es excesivo. ¿Por qué en lugar de cultivar su ego no prefirió mejor repartir ese dinero entre los pobres?

Si de verdad fuera un dirigente visionario, en lugar de gastar a lo bruto esa millonada, López Obrador hubiera promovido proyectos productivos en las comunidades más pobres del país, en lugar de estarlos visitando a cada rato para darles solo discursos huecos, vacíos, repetitivos, que ya no convencen ni  engañan a nadie.

¿Austeridad? Que le crean Manuel Zavala y Layda Sansores, quien por cierto, puso a su disposición una de sus camionetas de superlujo que compró con el dinero del pueblo. Solo faltó que Zavala  subiera a su “presidente legítimo” en una de sus famosas motocicletas que compró gracias a las aportaciones de sus militantes y a las prerrogativas electorales.

Si a los gastos por los mítines en los estados le sumamos lo que el Peje ha gastado en boletos de avión, comida y hoteles, para él y su comitiva, entonces la cifra es de verdad insultante y eso confirma uno de sus dichos: “que eso ni Obama lo tiene”, y que en México tenemos políticos ricos (y cínicos) pero pueblo pobre.

El discurso fue el de siempre; ocurrencias, promesas que no podrá cumplir, agresiones verbales a quienes considera “la mafia del poder”, y mentiras por montones que poco a poco van perdiendo respaldo de la gente. Fue —según numerosos testigos— un evento frío e intrascendente, en donde lo que más llamó la atención fue el broncón que armaron Layda Sansores y Yeidckol Polenvsky, las segunda de a bordo en el CEN de Morena, quienes se gritaron de todo y a punto estuvieron de jalarse los cabellos.

Para la próxima visita de AMLO, les ofrezco un ring y un réferi imparcial para que se trencen en un agarrón sin límite de tiempo.

Mención aparte merece la constante violación a las leyes electorales por parte de López Obrador; anda en abierta campaña por todo el país, sin que ningún consejero electoral le ponga un freno o por lo menos le imponga una multa por convocar al voto en tiempos ajenos a los procesos electorales. Y si un tipo parte del hecho de que está violando la ley, no podemos esperar más que incurra en otras ilegalidades, en el caso muy remoto de que algún día pueda asumir la presidencia, aunque sea del comité de vecinos de su colonia.

Mi conclusión es que López Obrador perdió “rating” en Campeche. Los firmantes de su “Pacto de Unidad” son una bola de desconocidos que no representan a nadie, más que a sí mismos, y que seguramente ni saben qué es lo que firmaron. Solo los hicieron subir al templete para la foto y ya. Representantes auténticos de la comunidad carmelita y campechana brillaron por su ausencia. Lo digo y lo sostengo: el Peje va de caída en Campeche y en todo el país.

Cabe destacar que Morena en todo el país vive una gran división; una lucha interna por puestos de elección popular, y las millonarias prerrogativas que el INE les otorga. Hay grupos radicales que controlan todo y Campeche no es la excepción, al degradar al diputado local, Carlos Martínez Aké, quien fue relegado en la parte de atrás entre las sillas vacías.

Morena va rumbo al despeñadero, es un edificio sin cimientos que día a día se derrumba para siempre

Eduviges de la Cruz Breck

Noticia anterior

Destroza auto contra camellón

Siguiente noticia

Amenaza abstencionismo a la democracia