Inicio»Opinión»Está en la Biblia

Está en la Biblia

0
Compartidos
Google+

La palabra salterio puede referirse a tres cosas. Es un instrumento musical de cuerdas, es un compendio de salmos que son composiciones líricas sagradas y también puede referirse a una especia, es decir, un condimento, particularmente una sal en malas condiciones.

En este caso quiero comentar el instrumento musical que es algo con lo que no estamos muy familiarizados, que produce un sonido muy agradable, pero que cuando lo conocemos nos damos cuenta que es de difícil ejecución, por lo que hay pocos salteristas, no más de 70 en el mundo entero.

El diccionario dice que el salterio es una caja prismática de madera, más estrecha por la parte superior, donde está abierta y sobre la cual se extienden muchas hileras de cuerdas metálicas que se tocan con un pequeño mazo, con un plectro (una púa metálica), con uñas de marfil o con las de las manos.

Es muy antiguo, incluso se le menciona en la Biblia, al menos a uno muy parecido. Lo que pasa es que en cuanto a su forma hay muchas variaciones. Los hay de forma triangular y trapezoidal y sus cuerdas, hechas de metal, son fijadas con clavillas sobre la caja de madera.

Un salterista, quizá el más destacado en México es Daniel Armas. Él desde los 13 años empezó su carrera musical gracias a que pertenece a una familia dedicada a este bello arte.

En algunas ocasiones el Maestro Armas ha expresado su sentimiento de que en México  no se ha apreciado el valor histórico de este instrumento debido principalmente a que algunos músicos demasiado apegados a lo clásico consideran al salterio como un instrumento folclórico.

Sin embargo él dice que el salterio es como el abuelo del piano y lo considera sagrado. En su repertorio incluye melodías tan complicadas como Pájaro Campana, Madrigal y el Huapango de Moncayo, sin dejar de atender las peticiones del público con melodías tan populares como La Bamba, el Querreque y otros sones huastecos.

Es muy justo decir que en la década de los setenta, el maestro Armas tuvo una gran influencia  en el desarrollo de la música mexicana. Ha puesto muy en alto el nombre de nuestro país, en los más connotados festivales internacionales alternando con músicos de Alemania, Rusia, Hungría, Estados Unidos, Inglaterra y muchos más.

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Gerardo Ruiz: ¿Cuál es la frase correcta “de ida y de venida” o “de ida y de vuelta”?

RESPUESTA: La frase usual es “de ida y vuelta”.

 

Consultorio Verbal

[email protected]

Ricardo Espinosa

Noticia anterior

Avizoran alarifes un mejor futuro

Siguiente noticia

Se retira del box el mexicano Juan Manuel Márquez