Inicio»Opinión»Día del Adulto Mayor

Día del Adulto Mayor

0
Compartidos
Google+

Abundan los ancianos que no tuvieron mi suerte de niño, de adolescente y de estudiante, pues en cualquiera de esas etapas siempre conté con ayuda moral y económica de mis padres y de mis hermanos. Abundan también los ancianos que, contrario a mí, no se han pensionado ni se van a pensionar nunca, es decir, que siempre laboraron como campesinos o como obreros sin derechos laborales reconocidos, muchos de los cuales aún deambulan en busca de cualquier trabajo que sus condiciones físicas les permiten, o hasta pidiendo limosna. La vida no es justa, decimos.

Pero peor que no poderse ganar la vida por sí solos, es ser víctimas del abandono familiar, en algunas ocasiones olvidados en algún rincón de la casa, y en otras sufriendo como testigos de la forma en cómo sus hijos discuten por no tenerlos en sus casas.

Todos nosotros hemos sido testigos —o nos han contado— de la ingratitud de muchos hijos o parientes. Pero no hay forma más creíble de constatar esos casos que estando un día en algún asilo de ancianos no privado y platicar con ellos. Algunos simplemente fueron abandonados ahí y otros fueron encargados por familiares que no se deslindan de su responsabilidad, sino que no pueden cuidarlos por razones justificadas. Estos últimos sí visitan a sus viejitos en algunos fines de semana.

Para los que han visitado el asilo de ancianos del DIF en Campeche, resulta grato ver cómo se sobreponen a sus propios sufrimientos y conviven entre sí lo mejor que pueden, siempre conducidos y cuidados por excelentes seres humanos que les ofrecen mucho más de lo que los obligan sus salarios.

Hoy lunes 28 de agosto es el Día del Adulto Mayor. Sin importar cómo se comportaron con nosotros cuando éramos niños, demostrémosles cariño y/o tan solo gratitud.

Fernando Almeyda Cobos

Noticia anterior

Busca AHMC incrementar su padrón de asociados

Siguiente noticia

Aseguran a borracho por armar alboroto