Inicio»Opinión»Fuerza México

Fuerza México

0
Compartidos
Google+

“Da siempre lo mejor de ti, y lo mejor vendrá”, Madre Teresa de Calcuta.

 

Quizá como reclamo, la madre naturaleza una vez más nos ha golpeado.

Terribles terremotos que causaron desgracias personales y familiares, pero que al mismo tiempo sacudieron la conciencia nacional, se evidenciaron deficiencias que salen de control pero al final —como siempre— se ha impuesto el sentimiento de unidad y fraternidad solidaria de los mexicanos.

El reto es enorme, pero del mismo tamaño es la respuesta. Fuerza México es el torrente de voluntades y de espíritus que nos dicen y hacen saber al mundo que los mexicanos somos una raza especial.

Hay admiración y reconocimiento por lo recibido, ninguna meta es inalcanzable ni hay obstáculo imposible de superar cuando se sabe trabajar en equipo, lo que demuestra que “lo importante no es sólo mantenerse vivo, sino mantenerse humano”.

México es grande por la grandeza de sus habitantes, en quienes sin distinguir color, origen o condición social se aprecia la solidaridad no como un sentimiento superficial, sino como la determinación firme, vigorosa y perseverante por enfrentar y superar cualquier adversidad.

Los terremotos sobrevienen, los héroes anónimos surgen por doquier y la ciudadanía reclama la presencia de sus políticos, uno anuncia donativos provenientes de las prerrogativas, otros que no lo harán pues sería contra la ley, que si acaso luego de la reforma legal el año próximo o más tarde.

Increíble e indignante la posición asumida.

Las pérdidas de bienes y vidas, el dolor, el golpe, el recobro de certidumbre no pueden esperar más, inaceptable la actitud que resulta de la incongruencia entre el discurso y la acción de quienes se envuelven en la demagogia y la simulación, entre aquellos que hacen como que cumplen para terminar sin hacer nada y que se pelean por ver quién —nada más— propuso primero.

Ante esta situación cabe agregar, y hay que decirlo así porque así ha sido, el PRI es el único partido político —hasta ahora— que ha pasado de la palabra a los hechos; sin la verborrea que fastidia al mexicano y lastima a las familias el PRI ha establecido mecanismos con el INE, renunciado al 100% del presupuesto del financiamiento público, equivalente a 258 millones de pesos y con ello contribuir a resarcir las pérdidas ocasionadas por los terremotos.

El PRI ha exigido a la Tesorería de la Federación y a la Secretaría de Hacienda que la entrega de los recursos sea “legal, transparente y sin vínculo partidista” a través del fideicomiso “Fuerza México”.

Sin evasivas: si hoy todos los partidos políticos aportaran el 100% de su financiamiento 2017, de manera inmediata se tendrían casi mil millones de pesos en apoyo a los damnificados.

¡Nadie podrá por intereses perversos del engaño, desvirtuar o entorpecer la ayuda a la gente que más lo necesita!

[email protected]

Jorge Manuel Lazo Pech

Noticia anterior

230 Osos polares se alimentan de ballena muerta

Siguiente noticia

Portada