Inicio»Opinión»Brote de ojos rojos

Brote de ojos rojos

0
Compartidos
Google+

En últimas fechas se han desatado en las redes sociales un grupo de pitonisos que confunden, alarman, causan pánico y crean confusión en los ciudadanos, con supuestas premoniciones que hablan del fin del mundo, según ellos, sacados de numerología, libros de probabilidad y estadística, y algunos hasta se atreven a decir que tienen dones de nacimiento y saben qué ocurrirá. Curiosamente, tales adivinos no le han atinado jamás a la Lotería Nacional o al Melate.

Es curioso que ninguno de ellos nos alertaran acerca del sismo del pasado 9 de septiembre en Chiapas y Oaxaca, que de paso nos sacó de la hamaca y nos hizo sentir algo que antes no pensamos que pudiera suceder en Campeche. Tampoco nos avisaron de la repetición del terremoto de en la Ciudad de México y los estados de México, Morelos, Puebla y Guerrero en 19 del mismo mes, y a 23 años del anterior en la misma fecha.

Para no perder la fe en ellos, me quedé esperando la alerta para nuevas catástrofes y tampoco llegó; ninguno de los psíquicos nos dijo que habría un brote de conjuntivitis que tiene a la población campechana en el caos y la desesperación, además de fuerte dolor en los ojos y la paranoia de toparse con alguien en la calle con este padecimiento. Pero como los pitonisos nos fallaron, no hay nada mejor que tomar las medidas de prevención necesarias y evitar el contagio.

A poco más de dos semanas del brote del virus ocular en nuestro Estado, que se sabe provino de Yucatán por la falta de acción inmediata de las autoridades de Salud de aquella entidad, en Campeche ya se contabilizan más de 60 mil casos de conjuntivitis. En su mayoría se ha debido a que al igual que en la tierra del faisán y el venado, aquí los ciudadanos nos enteramos tarde del brote, y cuando nos enteramos, pensamos que no pasaría a más, que no nos tocaría la enfermedad de los ojos rojos, y cuando reaccionamos, sociedad y Gobierno, ya era demasiado tarde.

Como suele suceder, siempre hay varias vertientes tras el brote de un virus; sólo hay que recordar el 2009 con el AH1N1 y las reacciones de la gente para entender lo que estamos pasando. Al igual que en aquella ocasión, existen los escépticos que piensan que la conjuntivitis no les tocará y continúan su rutina de vida sin los mínimos cuidados. Otros son los que ya se contagiaron y siguen con su acostumbrada pasa día, sin pensar que pueden contagiar a los demás. Los últimos son —al igual que yo— los que se quedan en casa y prefieren no salir por temor a infectarse y propagar aún más la enfermedad. Es lo mejor.

Tras la aceptación del brote y sus consecuencias, la Secretaría de Salud a cargo de Álvaro Arceo Ortiz señaló que pocos eran los casos de conjuntivitis en el Estado, mientras que la Secretaría de Educación que dirige Ricardo Miguel Medina Farfán decía lo contrario. De un día para otro se dieron a conocer más de 66 mil casos de este brote según la propia Secretaría de Salud, sin embargo después lo desmintieron y dijeron que sólo fueron 6 mil 233 pacientes infectados, lo que nos hace sugerir que alguien de su vocería hizo muy mal su trabajo. Para los días subsiguientes se dieron casos de conjuntivitis hemorrágica.

Aunque en las clínicas y hospitales del Estado mencionan que no hay desabasto de medicamentos contra la conjuntivitis, lo que sí se puede ver es a mucha gente consultando para evitar contagiarse con esta enfermedad, mientras otros van a pedir medicamento por si llegan a contagiarse. Lo más seguro es que al permanecer en la clínica terminen con los ojos enrojecidos.

Al final, tanto el secretario Arceo Ortiz como el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Rafael Rodríguez Cabrera, están atentos al virus y hacen su mejor esfuerzo en revertir el brote para evitar la epidemia. A ellos se ha unido la Secretaría de Educación, a cargo de Ricardo Miguel Medina Farfán, que monitorea todas las escuelas de la entidad para evitar que los estudiantes de cualquier nivel se contagien y padezcan esta enfermedad. Por su parte, el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas ha instruido a no bajar la guardia y estar muy atentos con el avance, pues lo que quiere es que se elimine el virus de inmediato.

Es en las farmacias particulares donde el desabasto de gel antibacterial y Cloranfenicol oftálmico ha incrementado, y no precisamente porque la gente compre en exceso, sino porque las empresas aprovechan estas situaciones para sacar raja económica y generar mayores ganancias. En este aspecto se sabe que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) mantiene estricta vigilancia, pues así lo ha sugerido su delegado en Campeche, Rafael Vicente Montero Romero.

Sin embargo, en las redes sociales seguimos leyendo a los pitonisos que además ya son doctores. ¿Cómo la ve? Aquellos que tras los huracanes y los sismos dijeron que ya sabían pero no avisaron, y que son los mismos que tampoco nos alertaron por la conjuntivitis, son los que ahora nos dicen qué hacer y cómo para evitar el contagio. Aún peor, si ya tenemos el virus nos dan recomendaciones para quitarlo. ¡Cuidado, los remedios caseros pueden salir muy caros!

La recomendación de las autoridades es acudir a su centro de salud o clínica cercana para su valoración, y por ningún motivo automedicarse o pedirle al vecino, amigo, cuate o compadre que le pase la receta de la abuelita. Recomiendan no salir a lugares donde haya aglomeraciones y mucho menor compartir artículos de uso personal. Por otro lado hay quienes ya probaron gotas de jugo de limón, agua oxigenada, calostro, orín de caballo, ungüento de cebolla, ácido muriático y hasta supositorios, y comentan que quedaron con los ojos más rojos y saltones.

Si no tiene qué salir, quédese en su casa; si no es urgente que vaya a algún lugar cerrado, quédese en su casa; si siente que le pica y quiere evitar contagiar a sus compañeros de trabajo o de la escuela, quédese en su casa; o si lo prefiere y es lo que recomiendan las autoridades, dese una vuelta con el médico y permita que le hagan un chequeo profesional y le receten lo que debe usar en este caso. Sin duda, todos se lo vamos a agradecer.

Jorge Gustavo Sansores Jarero

Noticia anterior

Exigen 25 mdp para 28 proyectos productivos: FAC

Siguiente noticia

Capacitará Icatcam al sector turístico