Inicio»Opinión»¡No vamos a fallar!

¡No vamos a fallar!

0
Compartidos
Google+

Celebramos la primera Sesión Extraordinaria de nuestro Consejo Político Estatal. Sesión emotiva que reviste importante significado, no sólo por lo que hemos tratado, sino porque podemos decir que formalmente dimos el banderazo de salida rumbo al proceso electoral 2018.

Arrancamos esta carrera que con­cluirá el próximo 1 de julio con una meta bien definida: ganar las próxi­mas elecciones. Esta meta siempre ha sido y seguirá siendo la razón de ser de cada una de las acciones que he­mos tomado desde el primer día que asumimos esta dirigencia, hace casi dos años.

Acciones necesarias e imposterga­bles que han implicado romper iner­cias y vencer resistencias. Decidimos actuar firmemente, en lugar perma­necer en la comodidad de dejar las cosas como siempre. No podíamos aspirar a ser un partido moderno si seguíamos contando con estructuras y esquemas de trabajo del siglo pasa­do.

Finalmente, después de más de 20 años y gracias al respaldo de todos us­tedes, hemos realizado estos cambios anteponiendo siempre el interés de nuestro instituto político. Repito una vez más lo que siempre he expresado cada vez que tengo la oportunidad de comunicarme con ustedes: Esta diri­gencia estatal ha asumido, asume y seguirá asumiendo los costos políti­cos de tomar las decisiones hoy, para que el día de mañana nuestros candi­datos y candidatas no paguen las con­secuencias en las urnas por no haber actuado.

El PRI es un partido de estructuras, y es así que llegamos a la Sesión Ex­traordinaria cumpliendo en tiempo y forma con la renovación de nuestros consejos políticos municipales, así como también con la renovación de todas las estructuras municipales de nuestros sectores y organizaciones.

Ahora, en cada uno de estos espa­cios, hay hombres y mujeres de carne y hueso que están poniendo en movi­miento a nuestro partido. Ya no más cargos de membrete ni nombramien­tos a modo. Seguiremos trabajando para contar con estructuras confia­bles, pero sobre todo con estructuras eficientes que vuelvan a echar a andar aquella gran maquinaria que nos ha­cía ganar elecciones contra viento y marea.

Cualquier candidato que postulaba nuestro partido, sabíamos anterior­mente de antemano que era un candi­dato ganador, porque contaba con esa maquinaria. Eso es precisamente lo que tenemos que recuperar. Por ello es necesario seguir fortaleciéndonos hacia el interior, para ser cada vez más competitivos hacia el exterior.

Tenemos que recuperar aquel sen­tido de pertenencia y el sentido de identidad partidista. Tenemos que re­cuperar aquel orgullo que represen­taba ser militante de nuestro partido. Tenemos que recuperar aquella mís­tica de servicio, como la que siempre demostraron durante su trayectoria el Ing. Armando Herrera Morales y don Tirso R. de la Gala Guerrero. Tene­mos que recuperar el amor por la ca­miseta y sudarla todos los días, como siempre lo ha hecho doña Zobeida Méndez en favor de nuestro partido y de nuestros candidatos.

El trabajo de cada uno de ustedes es ejemplo a seguir y su desempeño ha prestigiado a nuestro partido. Así como ellos, hay miles de priístas que dan batalla todos los días allá afuera y que tenemos que ir a su reencuentro.

Es por eso que hemos emprendi­do hace más de un año la campaña de afiliación más grande en la histo­ria de nuestro partido. Como decía Luis Donaldo Colosio, necesitamos saber cuántos somos, quiénes somos y dónde estamos. No más cifras com­placientes que no reflejaban la reali­dad una vez concluidos los procesos electorales.

Recuperemos los espacios perdi­dos. Están plenamente identificados aquellos lugares en donde nuestro partido no resultó favorecido con el voto ciudadano; por eso necesitamos saber con precisión con cuántos priís­tas contamos en la calle 17 de la colo­nia Centro de la localidad de Nunkiní, en Calkiní.

Necesitamos saber cuántos priístas tenemos en el ejido El Carmen 2, en la zona sur de Calakmul, o aquí mis­mo en la capital, necesitamos saber con cuántos priístas contamos en la sección 19 del segundo Distrito local, donde en la pasada jornada electoral perdieron todos nuestros candidatos. A esos priístas son a los primeros que vamos a llamar y a buscar, para ahora sí ganar en el 2018.

Las puertas de nuestro partido es­tarán siempre abiertas para todos aquellos que quieran seguir sumán­dose al mejor proyecto que tenemos para Campeche, encabezado por Ale­jandro Moreno Cárdenas. Hoy de­mostramos en los hechos que somos la mejor opción de gobierno. Los re­sultados están a la vista de todos.

Pero también esas mismas puertas están igual de abiertas para dar sa­lida a la deslealtad y a la traición; a aquellos que han demostrado su baja estatura moral y política de una vez les decimos que no nos hacen falta, porque aquí en el PRI solo hay mili­tantes profesionales y no políticos “buscachambas” que sólo ven por sus propios intereses.

A diferencia de otros partidos po­líticos, en el PRI tenemos muy claro lo que queremos en el 2018: defen­der el proyecto de nación que hemos construido durante estos 5 años. Con esta misma convicción, garantizamos desde aquí que Campeche entrega­rá como siempre buenas cuentas al priísmo nacional.

Hay quienes esperan pacientemen­te el futuro, y hay quienes deciden construir el propio todos los días. Siguiendo el ejemplo de Alejandro Moreno, estamos trabajando hoy para edificar el partido que todos quere­mos; no el partido para el periodo que dure esta dirigencia, sino que cons­truimos las bases sólidas para el PRI que está por venir, el mejor PRI de todos los tiempos.

Todos los priístas, a quienes el par­tido nos ha distinguido con una en­comienda, no podemos dejar pasar esta oportunidad que sólo se presenta una vez en la vida. Sigamos trabajan­do como lo hemos hecho hasta el día de hoy, para que dejemos huella, para que este PRI, el PRI de todos, sea re­ferencia obligada para las próximas generaciones priístas. Para que con el paso del tiempo se ponga como ejem­plo aquel PRI que encabezó Alejan­dro Moreno Cárdenas.

En este consejo estuvimos 499 sol­dados, más los que se estaban afuera en otras trincheras, listos para dar la batalla decisiva en el 2018 como bien ha dicho nuestro presidente Enrique Peña Nieto.

Soldados motivados por el trabajo que usted realiza todos los días a fa­vor de Campeche. Soldados que van a estar al pie del cañón en espera de sus instrucciones. Soldados que en esta ocasión, a diferencia del 2015, no le vamos a fallar. Eso téngalo por seguro.

¡Qué viva el PRI!

Ernesto Castillo Rosado

Noticia anterior

Tráiler cae desde barranco y choca contra una camioneta

Siguiente noticia

Denunciarán a dirigente por ingresar con hombres armados a propiedad privada