Inicio»Mundo»El ser humano y las mascotas

El ser humano y las mascotas

0
Compartidos
Google+

El ser humano y las mascotas

Cuáles son las especies domesticadas más habituales, y qué tipo de espacio necesitan para convivir con nosotros en nuestro hogar.

 

Cuando nos imaginamos nuestra vida idílica formando nuestra propia familia en un futuro, siempre solemos ocupar un pequeño espacio de nuestra mente para nuestra mascota predilecta con la que completar el círculo familiar y que nos acompañe tanto a nosotros como a nuestros hijos en nuestro día a día cotidiano. Llegado el momento, podrás hacer este sueño realidad y comprar tu mascota favorita, aunque la especie a la que ésta pertenezca suele variar dependiendo de cada persona en particular.

 

¿Perros pequeños o grandes? el fiel compañero del hombre.

 

Se trata de la opción más extendida junto a los gatos, siendo el compañero habitual de gran cantidad de personas y familias debido a sus amigables características. Además, pueden convivir fácilmente en casas y espacios interiores sin ningún problema, sobre todo los perros pequeños. Las razas de perros pequeños son algunas de las más demandadas, ya que necesitan de menos espacio, pudiendo convivir en pisos de casi cualquier tamaño, y por ende también las más demandadas. Los precios de perros pequeños que no crecen son además también bastante más asequibles si lo comparamos con razas de perros grandes, por lo que quizá este sea otro de los motivos de peso que te pueda llevar a optar por un can de estas características.

 

En caso contrario, y si tienes más que decidido el adoptar o comprar un perro grande, deberás de asegurarte que vas a poder dedicarle el tiempo que realmente merece, y sobre todo aportarle un espacio adaptado a sus necesidades. Y es que estos animales  necesitan de un entorno espacioso donde poder hacer ejercicio, estar en libertad e inclusive hacer sus necesidades en un momento dado. Por ello, es preferible que se trate de una zona ajardinada, con césped y en el que en definitiva se sientan como si estuvieran en la propia naturaleza.

 

Este tipo de razas pueden aportarte una ventaja extra, y es que algunas de ellas pueden llegar a ser muy intimidatorias, permitiéndote tenerlos además como perros guardianes del hogar.

 

Los peces y las tortugas, dos de las mascotas más populares

 

Si eres de los que prefiere mascotas algo más exóticas y atípicas, aquellas relacionadas de alguna forma con el entorno acuático como son las tortugas y los peces son una gran opción. Sin embargo, sus cuidados suelen discernir un poco de a lo que estamos acostumbrados habitualmente, sobre todo atendiendo al caso de los perros anteriormente citado.

 

En el caso de los peces, necesitarás escoger primero qué tipo de especies son las que tendrás, ya que dependiendo de si se tratan de agua dulce o salada necesitarás comprar un tipo de equipamiento u otro para tu pecera. Las peceras baratas son aquellas específicas para especies de agua dulce, ya que necesitarás menos equipamiento. Y es que los pescados de agua dulce necesitan de menos cuidados, extras y añadidos que los de agua salada. Son, por tanto, la principal opción para novatos que quieran tener su primer pez como mascota en casa.

 

En cuanto a las tortugas, también necesitarás una pecera adaptada a las necesidades de cada especie en concreto, y no solo dependerás del agua dulce y/o salada, sino también de poder ofrecerles un lugar con tierra, arena, etc. Y el suficiente terreno físico como para moverse y favorecer así su correcto desarrollo. Pero sin duda alguna, las mayores complicaciones con respecto al cuidado de estos reptiles es saber que comen las tortugas.

 

Alimentación para tortugas: Os ayudaremos con algunos tips y alimentos concretos generalizando entre las distintas especies de tortugas más comunes, aunque hay algunas que se salen de esta norma por lo que deberás de consultar qué come tu tortuga en específico atendiendo a la especie a la que pertenezca.

 

Normalmente, en su primera etapa tras su nacimiento la mayoría de tortugas son carnívoras. Así como las tortugas de agua dulce adultas, aunque éstas al ser omnívoras también pueden comer vegetales, frutas, etc. Aquellas de agua salada son principalmente carnívoras también, aunque cabe destacar que al ser una mascota bastante habitual, existen piensos específicos para tortugas con los cuales poder alimentarlas sin miedo a equivocarnos.

 

 

Noticia anterior

Impulsa CFE acciones de eficiencia energética

Siguiente noticia

Cesan a can de la CIA; no quería buscar explosivos