Inicio»Opinión»Organismo Mundial de Cursillos

Organismo Mundial de Cursillos

0
Compartidos
Google+

Gran responsabilidad

 

“En Cursillos no expedimos carné de conducir, expedimos carné de conducirse… por la vida” Eduardo Bonnin.

 

Eran las 6 de la tarde del viernes 13 de octubre del presente año en la ciudad de Talca, Chile, cuando inicia la votación para que cada uno de los representantes de los 18 países que conforman el Grupo Latinoamericano del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, designe a quien encabezará el Organismo Mundial del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, toda vez que esta responsabilidad recae de manera rotatoria en uno de los países que conforman los cuatros grupos internacionales que integran el organismo.

Son dos los países propuestos para asumir esta responsabilidad: México y El Salvador. México representado por su aún presidente nacional, Juan Adolfo Moguel Ortiz, coterráneo nuestro, y del obispo de Querétaro, don Faustino Armendáriz Jiménez, presidente de la Dimensión de Laicos del Episcopado Mexicano.

Asistieron a este evento los representantes de los 18  países que conforman el Grupo Latinoamericano. Minutos después, y luego de la votación, se inicia la lectura de las boletas en las que se contabilizaron 15 votos a favor de México y tres a favor de El Salvador, por lo que la responsabilidad de dirigir el Organismo Mundial recaerá en Juan Adolfo (Fillo) en la presidencia del OMCC, y en la persona del obispo don Faustino Armendáriz Jiménez como director Espiritual Mundial del mismo.

Cuando supe de ello, me alegré mucho, al comunicárselo a los míos, felices todos. Para mí es un gran orgullo, como cursillista y amigo de Fillo, saber que uno de los nuestros ocupará un cargo de dimensión mundial a partir del 1 de enero de 2018. Muchos de los que hemos vivido la experiencia de un cursillo nos sentimos muy contentos, así como de las personas que conocen a quien lo dirigirá.

El Organismo Mundial del Movimiento de Cursillos de Cristiandad se encuentra distribuido en cuatro grandes grupos internacionales: Latinoamericano, Asia Pacífico, Norteamericano y El Caribe y Europeo.

La sede del Organismo Mundial del Movimientos de Cursillos de Cristiandad cambia cada cuatro años. Del 1998 hasta 2001 estuvo en Alemania, un país perteneciente al Grupo Europeo; del 2002 al 2005 se trasladó a Brasil, un país miembro del Grupo Latinoamericano; del 2006 al 2009, Estados Unidos, miembro del Grupo Norteamérica y del Caribe; del 2010 al 2013, Australia representó al Grupo Asia-Pacífico, y para el periodo 2014-2017 la responsabilidad recayó en Francisco Manuel Salvador, y del P. Francisco Senra Coelho, presidente y director espiritual del Movimiento de Cursillos en Portugal, pertenecientes al Grupo Europeo.

Como podemos observar en esta cronología, el Organismo Mundial traslada su responsabilidad cada cuatro años a un miembro del grupo que tendrá esa responsabilidad, y en esta ocasión correspondía al Grupo Latinoamericano donde se encuentra integrado México, por lo que habrá que transcurrir 16 años para que la responsabilidad de dirigir dicho organismo recaiga de nuevo en un miembro de este grupo.

Juan Adolfo Moguel Ortiz, a quienes conocemos como Fillo, y que funge hasta hoy como presidente de la Comisión Ejecutiva Nacional del Movimiento de Cursillos, y que en breve será trasladada la responsabilidad a otra persona ya designada para el próximo periodo.

En estos cuatro años que estuvo Fillo a cargo del movimiento a nivel nacional, “plazo que marcan los estatutos nacionales”, se hizo sentir su liderazgo, al organizar de una manera práctica y efectiva las actividades que ahí se realizan.

En este tiempo su cercanía con el obispo Faustino Armendáriz se afianza y juntos dan a este movimiento un sentido nuevo, en el que sin duda se toparon con muchas dificultades, pero que gracias a Dios lograron sortear.

Con el consentimiento del obispo, don Faustino se presentó en comunión al Grupo Latinoamericano la solicitud donde se manifestaba el interés de que México sea tomado en cuenta para dirigir el organismo mundial, al haber otro país con la misma intención. Después de cubrir los requisitos para acceder a dicha responsabilidad, es sometido a votación, logrando México el 83.33 por ciento de los sufragios. Quince de los 18 países dieron su confianza a México en las figuras de Fillo y del obispo Faustino.

Estoy seguro que con la guía del obispo Faustino Armendáriz y de Fillo, el Movimiento de Cursillos de Cristiandad tendrá a la cabeza a dos personas que quieren y se encuentran comprometidos con su Iglesia, estando seguros de que este movimiento es parte fundamental para su fortalecimiento.

No recuerdo de ningún organismo en que su dirigente mundial sea uno de los nuestros. En muchos ámbitos se está demostrando que nuestra gente puede, los estudiantes que han destacado en concursos nacionales e internacionales, lo mismo que nuestros jóvenes deportistas. Se están dando los tiempos en que podemos ver y disfrutar de personas de gran valía.

El liderazgo de Fillo se hizo sentir a lo largo de su responsabilidad, primero como presidente del Secretariado Diocesano de Campeche, luego como presidente de la Comisión Ejecutiva Nacional, y sin duda se verá en esta magna responsabilidad ser cabeza del Organismo Mundial de Cursillos de Cristiandad.

En el Secretariado Diocesano contó con un equipo que lo respaldó, destacándose en él Domingo García, Evita Herrera, Edwin Miranda y otros más. En su responsabilidad de la Comisión Ejecutiva Nacional integró a Inving Sauri Cruz, persona valiosa como vicepresidente nacional.

Con la seguridad de que Fillo, con la guía del obispo Armendáriz, podrá guiar este gran barco, sabiendo que darán lo mejor de sí, lo felicito efusivamente, pues demuestra que en Campeche se dan cosas buenas y tenemos personas valiosas. Nos llena de orgullo, y lamentablemente muchos no se dan cuenta de ello. ¡¡¡De Colores!!!

 

Rodolfo Bernés Gómez

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Reditúa crianza de búfalos