Inicio»Opinión»Orgullo campechano

Orgullo campechano

0
Compartidos
Google+

Una de las mayores apuestas de la actual administración estatal, y así se ha reflejado en el rubro de las inversiones públicas, indudablemente reside en el tema educativo. Es la educación —coinciden en la opinión tanto especialistas como ciudadanía— la herramienta que con mayor eficacia contribuye a la distribución equitativa de las oportunidades, y donde el único elemento diferenciador es la capacidad de cada persona, y representa también la habilidad del trabajo en equipo.

Si el presente es resultado del ayer, y el mañana se construye hoy, entonces es la educación la plataforma de lanzamiento hacia un venturoso porvenir. Lo que ahora hagamos repercutirá en el futuro, las consecuencias de nuestros actos y omisiones se visualizarán en el tiempo por venir.

De ahí la permanente atención gubernamental en la preparación y calidad con la cual la educación es impartida en las aulas. El recibir una adecuada y eficaz preparación se refleja en muchos aspectos y los méritos no pasan inadvertidos, no tan sólo de la propia comunidad, sino incluso más allá de las fronteras estatales, lo cual no sólo debe proporcionar orgullo al educando y educador, sino igualmente generar merecido reconocimiento comunitario.

En este marco de referencia, es menester mencionar que como en todos los planteles estatales, resulta loable la labor que se desarrolla en el Instituto Tecnológico Superior de Calkiní (Itescam), el cual su creación es resultado de la comunión de esfuerzos gubernamentales federal y estatal, iniciando formalmente su apostolado el día 15 de octubre del año 2001, con la premisa de brindar atención a la demanda educativa del norte de Campeche y sur de Yucatán.

Hace apenas unos meses, 16 alumnos de las carreras de Ingeniería Industrial, Materiales, Mecatrónica y Sistemas Computacionales, obtuvieron la Acreditación Internacional de Mechanical Design Associate-Dassault Systemes; por otra parte, el Itescam es la institución educativa aprobada por la University of Cambridge para la aplicación de exámenes del idioma inglés, lo que proyecta al Instituto hacia su certificación extranjera.

De manos del gobernador, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, dos de sus alumnos que cursan las carreras de Ingeniería en Mecatrónica e Ingeniería en Bioquímica, recibieron el Premio Estatal de la Juventud 2017. El legítimo y bien ganado orgullo Itescam se fortalece con la obtención de la medalla de oro en el evento Informatrix Brasil 2017. ¿Qué tal?

El prestigio del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní, ganado a base de esfuerzo, trabajo y empeño se ha incrementado a grado tal, que los estados de Quintana Roo y Chiapas han tenido a bien solicitar sus servicios para certificar sus procesos electorales. Vale recordar que el primero es gobernado por un conjunto de partidos opositores en ese momento, y el segundo por el PRI.

Es ahora que 30 alumnos y maestros del Itescam se aprestan a participar en el próximo proceso electoral en Campeche. Su labor no consistirá en auditar los resultados, sino en validar el software recibido para visualizar que no contenga cualquier elemento que pudiera generar anomalías, y certificar la limpieza y transparencia del proceso. Que quede claro, se audita el programa.

Huelga asentar que el director del Itescam, en un acto de congruencia, compromiso y responsabilidad, merced a su conocida militancia política, ha solicitado licencia para fortalecer la labor de los alumnos, la cual lamentablemente se pretende ensuciar por parte de quienes entienden que la política consiste en denostar, destruir y golpear. Allá ellos. Los jóvenes tienen el prestigio y reconocimiento local, nacional e internacional que los otros jamás obtendrán.

La inversión que los campechanos realizan en el renglón educativo rinde frutos y brinda certidumbre a un Campeche que crece, y la plena tranquilidad en la limpieza e imparcialidad del venidero proceso electoral será por el bien de todos. Como debe ser y así será.

Carlos Cruz Lavalle

Noticia anterior

Que informen el destino de piezas arqueológicas

Siguiente noticia

Arrasa incendio con 20 has. de matorrales