Inicio»Opinión»Las camisas negras de ‘Montufini’

Las camisas negras de ‘Montufini’

0
Compartidos
Google+

Otra peculiaridad de esa marcha fue haberla estigmatizado como la de las “Camisas Negras”, recordando al grupo de choque del dictador italiano Benito Amilcare Andrea Mussolini, que contribuyó a ayudarlo a llegar al poder y se convirtió en su instrumento de acción violenta y de represión contra los enemigos del impulsor del Partido Fascista.

Sus métodos se hacían cada vez más violentos a medida que crecía el poder del ‘Duce’ italiano, y usaron la violencia, la intimidación y el asesinato contra sus oponentes políticos y sociales.

Entre sus componentes, muy heterogéneos, se incluían delincuentes y oportunistas en busca de suerte fácil”, señala la enciclopedia. Es una descripción, un bosquejo que se acerca en algo a lo que ahora pretende el Mussolinito campechano.

Y el señalamiento lleva esa presunción, porque los “camisas negras” de Eliseo Montufini ya se encaminan también a la represión contra los periodistas, a los que no les permiten hacer su trabajo, a los que califican como “traidores” y “vendidos” y en más de una ocasión de esos tipos mezcla de Mara Salvatrucha con Chemo de las colonias populares han recibido amenazas de ‘romperles la madre’.

No hay que olvidar que en su desglose de gastos para la elección del 1 de julio, Montufini ya presupuestó el monto que destinará a los “grupos de choque”, a fin de “reventar la elección” y generar violencia y caos el día de la jornada electoral. Objetivo: desalentar la participación ciudadana para acarrear a las casillas sólo a sus simpatizantes bajo la estrategia del miedo y del terror que ya puso en marcha.

Que se haya escogido el color negro —en lugar del azul panista o del blanco pacifista, por ejemplo— habla también de las motivaciones psicológicas del equipo que sigue a Eliseo.

Dicen los psicólogos que el negro, cuando se combina con otro color, invierte todo significado positivo que pueda tener. “Esto tiene su explicación práctica en que el negro establece la diferencia entre el bien y el mal, porque también establece la diferencia entre el día y la noche”.

“Todos los sentimientos negativos están asociados con el negro, porque éste es tan egoísta que absorbe a todos los demás y no refleja ninguno. También se asocia a personas inteligentes que usan su fuerza intelectual para planes o ideas diabólicas”.

Y agregan los psicólogos: “Quién lo pinta o lo ve todo negro es un pesimista. Y quién es malo como él solo, tiene el corazón negro. Quien hace chistes de cosas que a los demás les provocan desagrado, quién encuentra divertido el crimen, la enfermedad y la muerte, tiene un humor negro”.

Y señalan también —en abono a la causa eliseista— que “el negro es señal de protesta y rebeldía ante las condiciones existentes. Los grupos sociales que optan por usar este color comunican que tratan de vivir al margen de la cultura y de su país.

Una bandera negra con una estrella negra es el símbolo de los anarquistas. Los rockeros y los punks son un claro ejemplo de este tipo de comportamiento”.

Hasta ahí la opinión de los psicólogos.

Lo comprobable hasta ahora es que las “camisas negras” de Eliseo  ya están fungiendo como su grupo de choque y de entre sus motivaciones psicológicas, sin duda alguna que está la de transmitir odio y negatividad en contra de todo aquél que no comparta sus ideas, ideales, gustos o aficiones.

Es decir, estamos en los linderos del neo fascismo, en donde no se toleraba a los diferentes, y en donde se usaba la violencia para “convencer” a los rebeldes de aceptar al ungido, mesías o iluminado.

Seguiremos con el tema.

 

Noticia anterior

Champotón, en fase nacional de escoltas

Siguiente noticia

Seguridad de niños, prioridad de Seduc