Inicio»Opinión»Como un perro

Como un perro

0
Compartidos
Google+

Hace muchos años en una reunión no era raro que le solicitaran al cantante: Échate como un perro… y la frase no llevaba la intención de solicitarle al cantor que adoptara la posición propia de un can, sino que se refería a una canción entonces de moda que cantaba María Victoria y que se titulaba precisamente “Como un Perro”.

Era una canción arrabalera que suponía que las mujer estaba dispuesta a humillarse al máximo con tal de estar cerca de su hombre. “Que la vida como un perro pasarééé —decía— sin hablarte, sin llorar, sin un reproche, siempre tirada a tus pies de día y de noche”.

En ese caso se hacía referencia al perro por las características de sumisión y obediencia clásicas de algunos ejemplares caninos. Comportarse entonces como tal era ser noble y fiel al amo. Pero la palabra perro tiene muchas y muy diversas acepciones.

Si decimos que alguien “es bien perro” para hacer algo damos a entender todo lo contrario: que el individuo aludido es estricto, intransigente y a veces hasta cruel. Yo creo que todos tuvimos en la escuela algún maestro que parecía satisfacer sus urgencias neuronales reprobando gente.

El hecho es que, por lo visto, la palabra perro puede tener los significados más diversos. Cuando decimos que alguien es un perro para desempeñar un trabajo, estamos expresando nuestra admiración porque es un experto, o como dicen los cubanos “porque le zumba el mango, caballero…”

“Este Jorge es un perro para las matemáticas” quiere decir que posiblemente “lo truenen” en otras materias, pero en matemáticas siempre alcanza diez superior.

Si decimos que alguien nos hizo una perrada, estamos calumniando vilmente al género canino, porque suponemos que todos —absolutamente todos— sus miembros son despreciables, cobardes y traicioneros, cosa que es falsa de toda falsedad.

La palabra perra aplicada como adjetivo a una mujer, es muy fuerte. Da referencia de las costumbres de aquella, señalando que abunda en promiscuidad y pecado. En este caso, con la palabrita estamos implicando que todas las hembras del género canino son promiscuas y libertinas, cosa que tampoco tiene que ser necesariamente cierta.

Cuando revisamos las listas de la lotería después de un magno sorteo y nos damos cuenta de que por enésima vez no nos hemos ganado ni un reintegro, exclamamos resentidos: “es que tengo una suerte perra”.

 

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Germán de la Rosa: ¿Qué significa la palabra cárnico?

 

RESPUESTA: Cárnico es todo lo relacionado con el mercado de las carnes para el consumo.

 

AHORA PREGUNTO: ¿Alguna vez ha visto usted una majagua? ¿Qué es una majagua?

 

a.— Un pez.

b.— Una montaña poco elevada.

c.— Una bruja.

d.— Un árbol.

 

RESPUESTA: d.— Es un árbol cuya corteza se utiliza para fabricar cordeles.

Me retiro con esta reflexión: La crueldad es la fuerza de los cobardes. ¿Cómo dijo?

 

Consultorioverbal

[email protected]

Ricardo Espinosa

Noticia anterior

Meade, capaz para combatir corrupción

Siguiente noticia

Portada