Inicio»Opinión»Cosechas lo que siembras

Cosechas lo que siembras

0
Compartidos
Google+

Fue exactamente el 8 de abril de 2016; iniciaba el actual sexenio; la empresa social Miel y Cera de Campeche convocó a un evento de inauguración de su novedoso Sistema Fotovoltaico Interconectado, en cual invirtió unos 507 mil pesos, y consistió en 66 páneles solares con capacidad de 260 watts; el ahorro sería del alrededor del 24 por ciento de su consumo total de energía.

Precisamente, en ese mismo acto, se inauguró una planta envasadora de miel en la que se invirtieron 12 millones 122 mil pesos, innovadora maquinaria con capacidad para procesar 180 toneladas de miel al año.

Productores de miel, funcionarios federales y estatales, periodistas y empresarios, antes de la hora anunciada fueron llegando. Se esperaba la presencia del gobernador, quien en ese mismo momento presidía otro evento, por tanto en su representación asistió el secretario de Desarrollo Rural, Armando Toledo Jamit.

El sol parecía insensible y el calor intenso, pero la gente seguía y algunos interesados seguían llegando, y por curiosidad se dirigían hasta donde estaban los paneles solares que fueron adquiridos con el respaldo del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), que otorgó el 50 por ciento del costo total del sistema de energía solar, según su gerente, Luis Manuel Jiménez Guerrero, quien por cierto sigue promocionando los recursos para eficiencia energética en el sector pesquero, empresarial y agropecuario.

Pues bien, a las instalaciones de Miel y Cera de Campeche  llegó el entonces secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh), Jorge Chanona Echeverría, quien desde su ingreso a las instalaciones de la empresa comenzó a saludar a todos y cada uno de los empleados, periodistas, empresarios, campesinos productores, organizadores del evento, hasta llegar donde se encontraban el presidente de la mielera, José Luis Flores González.

Al igual que el gobernador cuando llega a un evento y saluda a todos sin distingos, Chanona hizo lo mismo. Amable y sonriente caminó hasta donde se encontraban platicando los invitados y estrechó la mano de cada uno de ellos.

Chanona Echeverría, quien apenas tenía seis meses y medio de recibir su nombramiento como secretario, no dio muestras de soberbia o altanería; su alto nivel en la administración pública no lo hizo sentirse más que lo demás, seguramente en ese entonces no tenía en mente contender en un puesto de elección popular.

Hoy Chanona Echeverría es candidato a diputado Federal y mucho le ayudará su paso por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, donde hizo amigos con su trato responsable, gentil  y honesto, donde también ganó afecto, supo atender las necesidades de la población más necesitada e inteligentemente dio un toque humano a la Sedesyh.

Cosecha el saludo y el respaldo de muchos campechanos, tanto en la ciudad como en las poblaciones más recónditas. Su campaña política es intensa, sabe que trabajar es el mejor recurso para alcanzar metas; así lo hizo como secretario y lo hace ahora para ganar los votos que lo llevarán a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. Su trabajo y sentido de responsabilidad es su mejor carta de presentación.

Rogelio May Cocom

Noticia anterior

Se perdieron 291 empleos durante mayo

Siguiente noticia

Corrupción ha propiciado la deforestación