Inicio»Opinión»TRIBUNA de Campeche

TRIBUNA de Campeche

0
Compartidos
Google+

Respeto mucho a los periodistas por su responsable labor de informar al público lector sobre cualquier tema y desde cualquier medio de comunicación masiva. Público lector, me parece que cada vez se entera más de esa información por medios electrónicos y por las redes sociales. Tanto así, que algunos catastrofistas ya tienen en mente diversos epitafios para los periódicos a nivel mundial.

No creo en ese fúnebre presagio, porque así como fue una falacia que la proliferación de locales para renta o compra de videocasetes con películas grabadas acabarían con las salas de cine, también la prensa escrita perdurará.

A TRIBUNA de Campeche, pues, le queda aún mucha vida fructífera de esa importante labor periodística que viene desempeñando desde hace 43 años, en beneficio del estado de Campeche. De entre otros importantes periódicos que ven la luz pública todos los días, TRIBUNA es el que más leen los campechanos y ellos, sólo ellos, podrán explicar porqué.

TRIBUNA de Campeche me abrió sus páginas desde hace 25 años, a fin de que yo pudiera desempeñar una actividad de la que no soy graduado profesionalmente,  pero que ejerzo después de haber aprendido de tanto leer a verdaderos periodistas.

En la página 4 de cada día, se ha albergado a muchos que, como yo, hemos plasmado artículos sobre temas que a nuestro juicio podrían ser de interés público. Algunos de ellos, mejores que yo, dejaron esa página 4 por la larga espera mientras le llegaba su turno.

A mí me gusta escribir en TRIBUNA porque me trata muy bien tanto su director, el Lic. Jorge González Valdez, como todo el personal. Por eso me han publicado casi mil 200 artículos, uno de los cuales me hizo ganar en el 2010 el Premio Estatal de Periodismo.

Gracias TRIBUNA, gracias Don Jorge. Gracias amigos.

Que la vida aún le sea larga.

Fernando Almeyda Cobos

 

Noticia anterior

Aumenta potencial para lluvias intensas: Seproci

Siguiente noticia

Denunciará PRD a Eliseo Fernández ante la Fepade