Inicio»Opinión»Anaya: doctorado en traición

Anaya: doctorado en traición

1
Compartidos
Google+

“Ricardo Anaya como traidor apesta igual que el alacrán”: Federico Arreola.

Una persona puede destacar de entre otras por diferentes razones. Y Ricardo Anaya Cortés, el llamado “joven maravilla” está consumando una meteórica carrera política destacándose como traidor por excelencia, fiel a su naturaleza. Ya  ha dado motivos más que suficientes para que merezca un doctorado por esa sobresaliente actitud.

Los que lo conocen bien dicen de él que desde niño hasta que concluyó su carrera profesional siempre obtuvo calificaciones superiores a 9. Que es dueño de una gran capacidad para disertar con elocuencia, propia de un líder.

Los que lo conocen bien dicen de él, también, que nunca ha hecho honor a su palabra, pues cambia de criterio según su conveniencia personal. En orden cronológico, sus más destacadas acciones de traición son las siguientes:

1.— Ricardo Anaya y su amigo Antonio Rangel formaban parte de una planilla que contendía por la presidencia de la Sociedad de Alumnos de la Universidad Autónoma de Querétaro. Anaya persuadió a su amigo para que, plagiando las propuestas de su propio equipo, apoyaran al otro. De todos modos no ganaron. Una de las grandes fallas de Ricardo, recuerda su maestro Ugalde, es que tiene dificultades para trabajar en equipo.

2.— Anaya y Manuel Ovalle convencieron a Luis Nava para participar en la elección interna el PAN en Querétaro, y este joven trabajó gratis ocho meses para ese objetivo, pero cuando se publicó la convocatoria Ricardo rompió su acuerdo y se inscribió en el proceso. De nada le valieron las protestas de Ovalle y de Nava. “A mí me alcanza”, dijo con frialdad. En casa de Ovalle, su esposa le dijo enojada “Oye, Ricardo, tienes una sociopatía narcisista”. Las posiciones en el Comité del PAN se repartieron entre Anaya y su contendiente. Y aprovechó esa posición Ricardo para deshacerse de Ovalle.

3.— No está claro si se afilió al PRI, sin embargo, en sus tiempos universitarios Ricardo Anaya fue un activista participante del Frente Juvenil Revolucionario (FJR), grupo creado en Querétaro por José Francisco Chepo Alcocer, colaborador muy cercano del entonces gobernador Enrique Burgos. Pero hábil para entender los movimientos de los vientos políticos, cuando en 1997 el PAN ganó el gobierno de la capital queretana, Ricardo optó por cambiar de bando. Como el nuevo alcalde Francisco Garrido era su vecino, lo convenció de cierto proyecto logrando que lo nombraran director del Instituto Municipal de la Juventud.

4.— En el año 2000 se afilió al PAN y de inmediato maniobró para que fuera nominado candidato a diputado local, en contienda que perdió.

5.— Desde 2003 hasta 2009 fue secretario particular del gobernador Francisco Garrido Patrón, y en ese lapso fue acusado de desviar recursos públicos para apoyar a un candidato no afín a su gobernador, pese a lo cual con habilidad obtuvo una diputación local plurinominal en el Congreso de Querétaro.

6.— De esa posición política local fue rescatado por el entonces presidente Felipe Calderón nombrándolo subsecretario de Planeación Turística de la Sectur. Ahora sabemos que, ignorando la legítima aspiración de la señora Margarita Zavala para posicionarse él como candidato presidencial, así le pagó al ex presidente haberlo ubicado en las “grandes ligas”.

7.— En el 2012 obtuvo de su partido, particularmente de su presidente nacional Gustavo Madero Muñoz, y apoyado por FCH, una curul como diputado federal plurinominal. Y en uso de sus facultades partidistas Madero lo designó líder de su bancada. Y después brincó a presidente de la Cámara de Diputados. Convertido en su protector, Gustavo Madero lo propuso para suplirlo como presidente nacional interino del PAN, cuando obtuvo licencia para encabezar la lista de diputados de representación proporcional de su partido en las elecciones del 2015. Siendo ya diputado federal, Gustavo Madero esperaba que Anaya lo designara líder de su bancada pero, fiel a su naturaleza de traidor, lo hizo a un lado. Por esa mala acción, en la Asamblea Nacional del PAN efectuada en Tijuana, Gustavo Madero lo acusó de traidor e ingrato.

8.— Para ocupar la actual posición de candidato presidencial traicionó a Alejandra Barrales, a Margarita Zavala, a Miguel Ángel Mancera y a Rafael Moreno Valle.

9.— ¿ A quienes  pretende traicionar ahora?: a todos nosotros, los mexicanos. Y lo va a lograr si votamos por él.

Nota: Toda esta información se pergeñó de colaboraciones periodísticas de Federico Arreola, José Ignacio De Alba, Alejandro Cacho, Ricardo Alemán y otros.

Fernando Almeyda Cobos

 

Noticia anterior

Para fortalecer al sector salud, unos 248 mdp

Siguiente noticia

Disminuye potencial de lluvias y aumenta calor