Inicio»Opinión»Campeche hacia adelante

Campeche hacia adelante

0
Compartidos
Google+

No recuerdo una elección nacional que haya despertado tantas expectativas y generado una alta participación ciudadana. El país ha cambiado cierto, como también ha cambiado la sociedad ahora más interesada en lo que ocurre en su entorno; la gente se ha dado cuenta que exigir es un modo de lograr que se atiendan sus demandas. Se ha percatado que, si quiere, puede ejercer ese intangible poder que tiene como conjunto social, para hacer que cambien las cosas y elegir lo que le parezca mejor. En otras palabras, ha entendido para qué sirve la democracia.

Hemos concurrido como testigos de una elección que ha sido catarsis para el país; desde sus cimientos el sistema político se ha sacudido y, por ende, renovado en sus figuras de gobierno, en una búsqueda en que, el país tenga la oportunidad de explorar otras opciones.

Bueno sería que, por el solo hecho de la alternancia, se esfumaran para siempre todos los problemas de inseguridad, desempleo, carestía, corrupción y otros cánceres que minan la salud de la república. Bien sabemos que no puede ser así.

Pero, vale la pena pensar que las buenas intenciones se pueden convertir en realidades. Eso, creo, es parte de lo que esperan los millones de mexicanos que votaron por una nueva alternativa política y los que sufragaron por sus ideales de siempre.

Concluida la elección todos volvemos a ser mexicanos en igualdad de circunstancias; ni más ni menos; tenemos que seguir trabajando, cada quien desde la trinchera que le toque, para aportar lo mejor de nosotros, nuestros talentos y capacidades, por el desarrollo de la nación. Ese es el reto.

Por otra parte, estar atentos a que se cumpla lo que se ha prometido. Acomodadas las nuevas autoridades observar su desempeño y esperar que renazca la confianza perdida. Trabajar todos para el mismo lado. Pensando en el bienestar de la mayoría.

Sin olvidar que, los que antecedieron, son parte fundamental de la formación de este país de instituciones y que, se acepte o no, parte de su legado es la democracia en que vivimos.

En el escenario nacional Campeche forma parte esencial del pacto federalista; en la península nuestra entidad queda fuerte entre entidades que tendrán al frente opciones distintas a la nuestras. De hecho, el sur mismo presenta esta configuración. No obstante, contra lo que pueda pensarse, esa es una fortaleza que tenemos, como lo es también, la gran capacidad de transformación que une y distingue al campechano.

La lección que deja el proceso electoral es que nada es imbatible e imperecedero. Y, que la sociedad comprende que cambiar es una manera de sacudir la costumbre para exigir más y mejores resultados.

Por ello, nadie crea que ha recibido un cheque en blanco para dilapidar; nada de eso, a los ganadores se les ha entregado un voto de confianza y esperamos no se nos defraude.

Bertha Paredes Medina

 

Noticia anterior

Tortuga marina anida en malecón

Siguiente noticia

Avalan consejos a ganadores de los distritos locales I, IV y VI