Inicio»Opinión»Nuevo género periodístico, despertar conciencia del lector

Nuevo género periodístico, despertar conciencia del lector

0
Compartidos
Google+

Una de las satisfacciones personales, después de ser padre, sentirse amado, es, entre muchas más, para mí, que los lectores me hagan el favor de escribir, que establezcan un puente de comprensión y de comunicación conmigo, que se identifiquen con mis textos y que mi mensaje les sea útil para hacer algún cambio en la vida.

Llevo años en contacto con infinidad de personas, mi mejor paga, es esa, cuando el gentil lector se manifiesta y la mayoría, la gran mayoría de las veces, son correos cordiales, amables, sin olvidarme de los resentidos o los que no están de acuerdo conmigo por alguna razón, sé, que no soy monedita de oro, ni el dueño de la verdad.

Respeto la crítica, la ira, enojo, el gran sentir del lector, que en mi almacén de correos, son contados ese tipo de mensajes, pero puedo acreditar que este es un nuevo género periodístico, debido a que informa, orienta y despierta conciencia respecto a mi enfermedad, como ya te la sabes. Perra, burlona, contagiosa, progresiva, mortal, física, emocional, mental, espiritual, ligada a mi personalidad y a la que llamo, la saliva del diablo.

El espejo entre adictos. Hola cómo estás. Leí un artículo donde hablabas de tu adicción a las drogas y al alcohol. Mi nombre es Shirley y soy alcohólica. He consumido cocaína y créeme que sentí ese miedo y temor que tú sentiste. Vivo en Barranquilla Colombia y me gustaría me ayudarás con tus experiencia. Mi grupo de AA se llama Sólo por hoy y sólo por estas 24 no me tomo esa primera copa. Felices 24.

Fármacodependencia. Quiero pedirle de su grande ayuda hoy quiero salir de tomar antidepresivos de pastillas para dormir yo sé que usted me puede ayudar también no quisiera volver a fumar me siento tan triste que hay veces que quisiera no vivir, le mando éstas letras del correo de mi hijo, lo admiro tanto, leo todos los domingo sus páginas. Un saludo y un feliz año Adriana A.

El laberinto, profundo y negro. Ernesto, te agradeceré me orientes, qué puedo hacer para ayudar a mi hija con su problema de alcoholismo. Fue una de las causas de su divorcio, ahora está en tratamiento por problemas de depresión, ansiedad. Pero no deja el alcohol y le afecta físicamente por los medicamentos que toma y obviamente también a su mente. Vivía en Barcelona, es master en ingeniería de software y necesita ayuda. Necesitamos que nos orientes para ayudarla a salir de ésta enfermedad. Vivimos en el puerto de Veracruz. Elena.

Relación de pareja de alcohólicos. En este año cumplo 55 años de conocer a mi esposa, y 50 años de casado. Gracias a tus experiencias he podido controlar mis problemas de soberbia, pretendí separarme de ella. El no saber conocerse a sí mismo me lleva a grados de locura. ¿Cómo perdonar, cómo olvidar? Sólo a través del ejercicio diario de la aceptación de mi amenazadora debilidad, puedo enfrentar a mis demonios que constantemente están conmigo. No he podido liberarme de esa cárcel en la que me encerré con ellos.  La mente es un músculo que hay que ejercitar diariamente, de lo contrario, esa debilidad, es avasallada por la perversidad de los instintos. Te saludo.   Ramón

Mariguano, negado y muy enojado. Sólo quiero hacerles saber qué hace mucho no veía la cantidad de estupideces que escriben en sus artículos. Yo consumo mariguana, trabajo, y estoy a punto de terminar mi carrera, pago mi renta y mis servicios, y a diferencia de ustedes no critico a las personas por cómo se ven, debería de darles vergüenza. Beto.

Sustituir una sustancia por otra, es lo mismo, pero al revés. Hola amigo Ernesto!!!, le escribo deseando se encuentre en perfecto estado de salud, y al mismo tiempo le comento lo siguiente: Recuerda que hace casi un año le externé mi preocupación sobre el caso de un primo que es docente y que estaba sumido en el vicio del alcohol, gracias a Dios ha dejado atrás el impulso de estar bajo ese influjo, he estado atrás de él para de alguna manera tenerlo controlado con medicamento prescrito por su  médico familiar, pues le detectaron glucosa, colesterol, presión arterial arriba de lo normal, pero no resto méritos a ese esfuerzo tan grande que está haciendo por no caer al mismo lugar, en todo este lapso fueron solo dos ocasiones que recayó y sigo cuidando su salud.

El motivo de éste correo es para preguntarle sobre las secuelas, que desgraciadamente ya empiezan a ser notorias, ha tenido roces con sus alumnos porque el carácter ya no es el mismo de antes, también he notado que empieza a olvidar cosas, tal vez insignificantes pero no deja de ser preocupante para mí,

he avanzado con ciertos trámites, entre ellos el de jubilación para que sea lo más pronto posible y sea pensionado sin perder los derechos que por derecho se ha ganado a pulso, pues en este año cumple 32 años de servicio.

Deseo que en cuanto él se retire encontremos un lugar adecuado para que se rehabilite, por favor dígame cuáles son esas secuelas? Existiría la posibilidad de padecer alzhéimer? Por favor dígame qué más puedo hacer por él?

Deseo con todo el corazón me conteste y le pido a Dios lo bendiga siempre a usted y a su familia. Sinceramente Magda.

Tabaquismo y las buenas intenciones. Acabo de leer tu correo sobre el tabaquismo. Muy interesante. Fíjate que soy de Honduras gracias al poder superior tengo 10 meses de estar limpio; claro, asisto a A.A. Pero quiero dejar de fumar, siento que ya me hace daño. Tienes sugerencias? Porque no puedo hacerlo. Gracias! Un fuerte abrazo!

Lo que te choca…. Te checa. Buenos días, leí su columna el día de hoy, como la he leído muchas veces. Aprecio su honestidad al escribir pero le quiero comentar que el día de hoy me desagradó mucho la forma en la que usted empezó su columna Matrimonio en crisis. Es increíble que  sigamos viviendo en una sociedad machista que juzga a las mujeres sin ton ni son como usted lo hizo el día de hoy con su párrafo: La cultura del divorcio. Ahora es muy común ver en los restaurantes a un buen grupo de mujeres jóvenes reunirse a desayunar, a convivir e intercambiar experiencias. Ellas tienen una característica común, la mayoría están divorciadas y el resto vive su vida de pareja “entre azul y buenas noches”. Hay crisis matrimonial, las parejas se tornan cada vez más agresivas entre ellas, cada vez más violentas, se hacen trizas, desmoronan el seno familiar, destruyen lo que poco a poco construyeron etc.etc. etc…

Ahora resulta que la crisis de los matrimonios se refleja en los muchos grupos de mujeres que desayunan juntas y como usted es adivino, la mayoría está divorciada? Verdaderamente no lo puedo creer. ¿Las entrevista usted para asegurarse de que son divorciadas y por eso están todas sentadas desayunando como reflejo de la crisis matrimonial?

Se le ha ocurrido que las mujeres, muchísimas de ellas, van a desayunar mientras el marido trabaja y los hijos están en la escuela porque los maridos machistas consideran impropio que una mujer salga a cenar  sin el marido? ¿Y entonces,  las mujeres como yo que salimos todos los días a trabajar para contribuir al bienestar de nuestra familia, cuando salimos en la noche a cenar con nuestras amigas, nos merecemos los comentarios como los que usted está haciendo?

¿Y mis amigas que no trabajan pero viven dedicadas a sus familias, a sus maridos, a sus casas, no tienen derecho a salir a desayunar con las amigas sin que se les juzgue como usted lo hace? (Deben ser divorciadas). Acaso la crisis matrimonial es culpa de las mujeres, no de los hombres que las golpean, las engañan con la mayor desfachatez, toman con el poco dinero que tienen con los cuates antes de dar el dinero para comida de la familia o los que tienen más dinero, tienen no una sino varias amantes y se pasean por los antros viendo mujeres desnudas y pagando miles y miles por eso? Es la primera vez que escribo a un columnista, pero sí me pareció indignante su párrafo el día de hoy. Gracias. Esther.

Gracias por leerme y más por escribirme.- [email protected] más información montrealquebeclatino.com Tratamiento ambulatorio para alcohólicos y adictos  614 256 85 20.

Ernesto Salayandía García

 

Noticia anterior

Clausuran cursos de verano

Siguiente noticia

Bajas ventas de útiles escolares en mercado