Inicio»Opinión»Especulación y perspectiva

Especulación y perspectiva

0
Compartidos
Google+

Hoy, por fin, después de haber tenido mi tiempo comprometido realizando un proyecto de investigación para mi tesis doctoral, me siento ante mi computadora con la más firme intención de poner en claro mis ideas respecto a lo que está pasando en el entorno, y para retomar algunos temas que de alguna manera tienen relación con mi perfil profesional, y  que hasta este momento lo único cierto es que quien ganó las elecciones es Andrés Manuel López Obrador. Lo demás, en su mayoría son especulaciones y perspectivas individuales.

Miren porqué se los digo. Se han esparcido cantidades de tinta, papel, memes y demás, sin que realmente haya sucedido algo más que un ganador de las elecciones para presidente de la República, pero en la imaginaria se ha traído una refinería a Campeche y una a Dos Bocas; se han llevado la de Campeche y solamente está la de Dos Bocas. Se ha bajado el sueldo a los ministros de la Corte y los mismos han mostrado su inconformidad; se han repartido todas las secretarías por toda la República, aunque estas todavía están en la Ciudad de México.

Se han hecho foros, entrevistas, reuniones, se ha estado peleando, todos contra todos por estas especulaciones, porque eso es lo que son, especulaciones, porque nada realmente ha sucedido. Sin duda, que se realice lo que propone hacer la nueva administración puede ser muy cierto, sin embargo no es tan así como “enchílame estas gordas”. Tan es cierto lo que le digo, que echaron marcha atrás sobre la refinería en Campeche porque les quedó corto el fustán en la parte económica, y se está pensando si suspenden o no lo del Nuevo Aeropuerto.

Esta dinámica que existe, y que le llamo especulación y perspectiva política, es  porque el ya electo presidente de la República realiza una especulación respecto a su proyecto de gobierno, y en su entorno se realizan muchas perspectivas, es decir diferentes puntos de vista según sea de los empresarios, partidos políticos, líderes sindicales, en fin, un sinnúmero de personas que dan sus puntos de vista siempre con diferentes perspectivas, exhibiendo únicamente sus temores sin que realmente haya sucedido algo. Hay que llorar cuando les peguen, no antes.

Hay que señalar que ni la especulación ni la perspectiva son sinónimos de verdad, sin embargo, muchas, pero muchas veces esas especulaciones y perspectivas se defienden con tal vehemencia, como si se estuviera defendiendo una verdad absoluta. Para que nos vaya quedando claro, la especulación es o más bien son: ideas o pensamientos no fundamentados y formados sin atender a bases reales, mientras que la perspectiva supone la contemplación del mundo desde un sólo punto de vista, desde un ojo único que abarca todo el panorama.

La especulación es de uso común en cualquier área de nuestra vida. Por lo regular, cuando las personas suponen y opinan respecto a algo que desconocen están realmente especulando, ya que tener una idea o pensamiento no fundamentado, sin atender bases reales, es especular. La especulación es la antítesis del conocimiento científico, ya que este demanda bases reales. Por otra parte, la perspectiva es tener un sólo punto de vista; se asemeja a un carpintero que piensa que todo problema es un clavo y que lo debe resolver con un martillazo.

Voy a realizar una perspectiva para que les quede aun más claro. Es mi punto de vista que la nueva administración Federal tendrá que realizar cambios en los marcos normativos que regulan las contribuciones, y esto es en razón de que si disminuye los salarios, los topa a 108 mil pesos y no baja las tablas impositivas, estará dándole un doble golpe al poder adquisitivo de las personas, ya que en parte ganarán menos dinero y las bases impositivas seguirán siendo las mismas, lo que se traducirá en un efecto negativo para el poder adquisitivo de las familias.

Como pueden ver esta es mi perspectiva. Y desde mi punto de vista técnico, con respecto a las contribuciones y tal vez desde un punto humanístico, donde de acuerdo a los derechos humanos la calidad de vida de las personas debe estar sujeta a su posibilidad económica. Pero tal vez este punto de vista no sea de importancia para política de la nueva administración, por lo tanto es una simple perspectiva de un servidor pero no quiere decir que efectivamente vaya a suceder, ya que existen otros factores como las contribuciones para el Gasto Público.

Tal vez por eso se ha debatido tanto, que las Ciencias Sociales, como son las Ciencias Políticas, realmente puedan alcanzar el rango de ciencias porque no son  universales como la química, donde H2O es la fórmula del agua —en México y en cualquier parte del mundo—, pero los comportamientos sociales son más especulativos y no gozan de certeza. Para muestra un botón: habían muchos candidatos que, de acuerdo a los gurús de la mercadotecnia política en Campeche, iban a ganar las elecciones y, ¿qué creen? Como dijo Cholo: perdieron.

Ya hay que dejarse de especulaciones y perspectivas si es que se quiere realmente ser competitivo políticamente en el entorno nacional, y por favor, que ya no sigan trayendo a la Sub 20 a competir a estos escenarios. Si bien es cierto que los jóvenes son nuestro futuro, hoy la experiencia nos han enseñado que no son nuestro presente; y que si bien hay jóvenes talentosos y capaces, estos no son la mayoría. Volteemos a ver el equipo que trae López Obrador. Tiene a Olga Sánchez Cordero, Carlos Urzúa, Manuel Bartlett… La pregunta aquí es: ¿quiénes, además del gobernador, están preparados para interactuar con ellos? Si no con ellos, con personas de este nivel. Sólo veo a dos más y párele de contar.

José Guadalupe Celis Pérez

Noticia anterior

Pesca aportó mil 651 mdp en 2017

Siguiente noticia

Portada